La comunidad educativa y los vecinos de la Escuela nº 30 de Arroyo Leyes se reunieron para solicitar al presidente comunal medidas urgentes contra la presencia de agrotóxicos en los alrededores de la institución.

Facundo Viola, vecino autoconvocado, manifestó a LT10 que el problema es de larga data. “Hace rato que estamos tratando de poner en evidencia, denunciando, hicimos acciones administrativas, legales, sociales…de concientización, incluso presentaciones en la Cámara de Diputados, para generar informes sobre la situación de Arroyo leyes que nos preocupa a nosotros, que se trata de eso, de las fumigaciones ilegales en toda la zona urbana, pero, además, las fumigaciones que se dan al lado de la escuela”, indicó.
“Somos un grupo de padres y madres de la escuela y vecinos de esta zona se logró que se retiren las fumigaciones unos doscientos metros de la ventana, que era lo que veníamos denunciando el año pasado de manera intensa”, explicó Viola. Y añadió que “cruzando la Ruta 1 se mantuvieron, en este año; pero vemos que en este momento están arando el campo que tenemos acá atrás y van a volver a fumigar”.
Otra cosa que denuncian los habitantes es la presencia de desechos contaminantes en los espacios verdes linderos a la Ruta 1.
En tal sentido, Viola aseguró que cierta cantidad de envases de agrotóxicos han sido reutilizados ilegamente: “unos veinte, y están arrojados al lado, a dos metros, de la vía pública en este mismo predio, a cincuenta metros de la escuela y de la sede comunal, que es el organismo de control que debería estar ejerciendo la autoridad para que eso se retire”. Según el vecino, el presidente comunal asegura que la utilización de estos productos está avalada por ciertos estudios científicos. “Dice que hay algunos estudios referentes a los agrotóxicos y nosotros queremos que los haga públicos, que los muestre si las tiene, así podemos cotejar la seriedad de la información que está dando”, indicó.
Sin embargo, Viola recordó que la comunidad toma como referencia tres estudios de la Universidad Nacional de Litoral que indicarían todo lo contrario. “Los únicos estudios públicos que nosotros tenemos de la contaminación que hay en este lugar son tres, dos específicos de la localidad, uno que indica alto índice de discapacidad, encima del promedio, del año 2010; en 2014 la contaminación por nitrito y nitrato de amonio y otro estudio de 2010 del cinturón frutihortícola santafesino que fue presentado en el Primer Congreso de Médicos Fumigados, donde dice que hay doble posibilidad de contraer cáncer en el cinturón frutihortícola comparado con las personas que no están expuestas; esos son los estudios en que nosotros nos basamos, que son datos científicos”, concluyó.