Por medio del Decreto 735/2017, el Presidente Mauricio Macri dispuso que el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, asuma la competencia directa en el Sistema de Control Interno de la Policía Federal Argentina con el objeto de equiparar los mecanismos de control con respecto a todas las fuerzas de seguridad federales.

La medida contempla que la Unidad de Auditoría Interna del Ministerio de Seguridad, coordinada por el auditor interno Sergio Lombardo, adquiera las facultades para intervenir en la planificación, programación y ejecución de las tareas de auditoría relativas a la citada fuerza policial, tal como sucede con la Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

El decreto instruye a la supresión del cargo de auditor interno de la Planta Orgánica de la Policía Federal, cuyo personal pasará a depender funcionalmente del Ministerio, y faculta a la cartera de Seguridad a modificar la estructura organizativa de la Unidad de Auditoría Interna bajo ciertas condiciones.

La medida responde a la decisión del gobierno de contar con un nuevo modelo para la implementación de los mecanismos de control mediante el cual se procure garantizar la transparencia del desempeño de las fuerzas de seguridad.