Los dirigentes del sector coinciden en evaluar que YPF, al tener “un gran porción del mercado”, y podrá regular la tendencia que adoptarán el resto de las empresas.

Ayer se anunció que a partir del 1 de octubre se liberarán los precios de los combustibles. Dicho de otro modo, por primera vez en 16 años, no habrá intervenciones del gobierno en el mercado para regular los valores de las operaciones de compra y venta de crudo. El efecto inmediato no será otro que la liberación de los precios. Según el presidente de Federación de Entidades de Combustibles, Juan Carlos Basílico, “cuando baja el crudo, en Argentina no bajan los precios”.

Juan Carlos Basílico (LT10)

“El combustible no se va a disparar –aseveró– porque el 55% de la boca son de YPF y es estatal. YPF va a poner un precio liberado y la Shell, la Esso, la Petrogas van todas atrás de YPF. No se va a disparar tanto el precio”, evaluó el dirigente este martes. Al ser consultado por LT10, consideró necesario establecer “una vez por todas que el combustible aumenta una vez por año, pero que la terminen porque cada tres meses es una locura esto”, lamentó.

Asimismo, Basílico estimó que los precios se regirán por el mercado internacional. “Argentina tiene el precio más caro de Sudamérica. ¡Basta! –exclamó–, digámosle a la gente que va a aumentar 20 pesos el litro de nafta y no lo aumentemos por dos años y que el expendedor no tenga que poner plata de su bolsillo”.

Por su parte, Alberto Booz, presidente de la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior, coincidió en evaluar que YPF “tiene la gran porción del mercado y puede tener una política de precios regulando el sector. Hoy lo puede hacer, no hace cinco años atrás cuando no había combustibles. YPF tenía una brecha muy inferior y muy amplia sobre el resto de las petroleras. Hoy no hay casi diferencias entre las petroleras porque hay productos en el mercado para satisfacer la demanda interna”.

Alberto Booz (LT10)

En ese orden, el mismo dirigente –y en contacto con la propia radio universitaria– aclaró: “Que esté liberado no quiere decir que aplique directamente. Hoy están las petroleras en condiciones de no esperar la revisión trimestral”. A propósito, no descartó que tras el 1 de octubre se corrijan los precios. “No sabemos qué acciones tomarán las petroleras. Lo que haga YPF va a ser el motor, lo que el resto va a estar mirando”, planteó Booz.