Es un proyecto de la concejal Marcela Aaeberhard. La legisladora considera que se necesita inversión y concientización para que santafesinos y turistas puedan disfrutar el aire libre en la temporada estival.


“Cuando fuimos, hace unos días, ya la gente estaba disfrutando, los tachos de basura estaban rotos, todos llenos de basura, no había ni duchas ni bebederos ni lugar de baño público apto para el usuario y la verdad que son lugares que el santafesino utiliza todo el año, más aún cuando se inicia la temporada estival, desde el 15 de noviembre hasta el 15 de marzo”, indicó la edil. Por eso, reitera el pedido que hiciera el año pasado al Ejecutivo: “volvemos a pedirle al intendente de la ciudad de Santa Fe que ponga en valor algo tan hermoso que tenemos en Santa Fe que son nuestras playas, nuestros solariums, nuestros parques y paseos porque entendemos que es el lugar donde cientos de santafesinos y de turistas, también, pueden disfrutar de lo que es nuestra naturaleza y entendemos que falta mucho”.
En tal sentido, Aeberhard recordó que, desde el año pasado, se aprobaron “marcos normativos, presupuestos, le hemos acercado iniciativas que tienen que ver con tener equipamiento urbano, baños públicos, lugar de guardado para los guardavidas, concesiones bien puestas en cada playa”. Pero no es suficiente: “entendemos que hay mucho por hacer y los marcos normativos son exigibles, por eso en esta oportunidad nosotros le pedimos que también incorpore lo que es la frecuencia en la limpieza de estos espacios”, aseguró.
Sobre el proyecto original, la concejal explicó que planteaba que “con aproximadamente dos millones y medio de pesos podíamos tener equipamiento de calidad – sombrillas, bancos, bebederos, espacios públicos, lugar de guardado de bicicletas – condiciones que creemos que tendrían que ser indispensables”. Este año “le sumamos la necesidad de tener una guardia de limpieza con personal municipal afectado al fin y obviamente, con la frecuencia necesaria”, añadió.
Finalmente, hizo extensivo el pedido también al vecino y al usuario: “que sean limpios”, concluyó.