La central docente se opuso al anuncio nacional, a través de un comunicado.


“Frente a las informaciones publicadas en Infobae el 24 de septiembre último, desde la CTERA expresamos nuevamente nuestro rechazo a la armonización, ya que es una herramienta establecida en la ley 27260/16 autodenominada de reparación histórica, por medio de la cual el gobierno nacional avanza en la destrucción de los sistemas previsionales provinciales”, indica el documento.
A continuación, los docentes explican que “se ha anunciado y puesto fecha para el 4 de octubre próximo, a una extorsión lisa y llana a las provincias, autorizando a la ANSES a auditar a los sistemas previsionales provinciales” y “en función de los avances logrados en dicho proceso de armonización el gobierno nacional les puede negar u otorgar financiamiento”. Por eso – añaden – “las provincias deben “armonizar” con Nación, en cuanto a edad jubilatoria, años de servicios exigidos, determinación del haber jubilatorio inicial, y mecanismo de movilidad de haberes”.
“Queda claro – prosigue el comunicado – que el gobierno apuesta a acelerar el proceso de destrucción del sistema previsional Público, Solidario y de Reparto, exigiendo a las provincias que completen a la brevedad sus procesos de armonización mientras que también cumple su objetivo de desfinanciamiento y desaparición del fondo de garantía de sustentabilidad del ANSES”.
Luego de “destruir las jubilaciones ordinarias y los sistemas provinciales”, CTERA pronostica que “el paso siguiente será la eliminación de los regímenes especiales, entre los cuales se encuentra la actual ley 24016 de jubilación nacional docente y el regreso a la estafa que representa el paradigma de los regímenes privados de capitalización, planteado como única opción para garantizar un mejor haber jubilatorio”.
Por todo lo anteriormente planteado, “la CTERA rechaza enérgicamente este nuevo ataque a los jubilados/as – pensionados/as y a todos los trabajadores/as de las provincias con cajas previsionales propias”. “Los trabajadores y trabajadoras de la educación no vamos a renunciar a nuestros derechos previsionales ni tampoco a la defensa de un sistema previsional de reparto, público y solidario”, concluye el documento.