El gobernador ratificó la postura de su gestión y adelantó que habrá una reunión con los gremios. Por otra parte anunció que se prevén obras por ocho mil millones de pesos para Santa Fe según el Presupuesto 2018 de la Nación. Además, se refirió a los índices de pobreza y a la sanción de la ley que reduce la alícuota de Ingresos Brutos para créditos hipotecarios.

El Presupuesto 2018 fue uno de los temas sobre los que se manifestó, esta mañana, Miguel Lifschitz. Al ser partícipe del II Congreso Sindical Internacional Ambientes de Trabajo Libres de Violencia –que se desarrollaba en ATE Casa España–, el gobernador hizo referencia a lo previsto por el gobierno nacional para la provincia de Santa Fe: “Hay obras, no todas las que pretendíamos o todas las que se habían comprometido, pero hay obras por, aproximadamente, unos ocho mil millones de pesos. Habrá que ver si efectivamente esto se termina realizando y ejecutando”, sostuvo en contacto con los medios locales.

Miguel Lifschitz (LT10)

Consultado sobre el diseño del Presupuesto provincial, el jefe de la Casa Gris indicó que “se está trabajando”. “El Ministerio de Economía, con todos los ministros, sobre las pautas generales que ha establecido el presupuesto nacional, vamos a hacer la propuesta de la presupuesto de la provincia”, esgrimió, en tanto estimó que en las próximas dos semanas se presentará.

Sobre los guarismos que se dieron a conocer ayer en torno a la pobreza y la indigencia por parte del Indec, Lifschitz consideró que “todo lo que sea disminuir los índices de pobreza son datos alentadores que tienen que ver con el aumento del empleo en algunos sectores y con la disminución de los índices de inflación. Todo eso contribuye a que haya más familias que salen de la situación de pobreza”. No obstante, observó que “los valores siguen siendo muy altos, apenas abajo del 30% y, por lo tanto, el desafío de lograr mayor inclusión social y disminuir la desigualdad sigue siendo un desafío prioritario para Argentina”.

Miguel Lifschitz (LT10)

Por otra parte, el titular del Ejecutivo provincial se manifestó en torno a la problemática previsional suscitada a raíz de la voluntad del gobierno nacional de “armonizar” las cajas de jubilaciones de las provincias. “Hay reuniones permanentes de los responsables de las áreas, de los ministros de Economía”, señaló y negó disponer información sobre una reunión prevista para la semana próxima en Buenos Aires. Asimismo, aseguró que se coordinará un encuentro con los gremios santafesinos, cuya mayoría se declaró en estado de alerta. “La posición del gobierno es muy clara y contundente, a través de los distintos funcionarios, del propio Luis Contigiani, quien va a representarnos en el debate legislativo y lo mismo me he expresado al respecto en el sentido de mantener la autonomía de la Caja provincial y de respetar los derechos adquiridos”, remarcó.

Con relación a la sanción de la ley que reduce la alícuota de Ingresos Brutos para créditos hipotecarios, sin el límite temporal que el propio gobernador había incluido, postuló que “en principios, vamos a respetar. Es una cuestión formal. La voluntad de los legisladores y la del gobierno tiene que ver con lograr el objetivo de disminuir el impacto que tienen los impuestos y, particularmente, el de ingresos brutos sobre el crédito hipotecario para vivienda única. Es un objetivo compartido por todos de facilitar el acceso a la familia a la vivienda”.