El conductor no pudo certificar de dónde provenía el producto y, además, lo trasladaba sin las condiciones sanitarias correspondientes.


La Policía secuestró este martes 220 kilos de queso en el Túnel Subfluvial de Paraná. El cargamento era trasladado en el baúl de un auto, de manera ilegal y sin las condiciones sanitarias obligatorias.

Los uniformados incautaron la totalidad del producto cerca de las 21.15, en un control vehicular de rutina, en el Puesto Caminero que une Paraná y Santa Fe. Eran llevados en un Voyage por un ciudadano de 40 años, quien quedó supeditado a la causa.

El hombre llevaba el queso “sin documentación que acreditara el origen y destino de los lácteos”. Además, tampoco poseía la “habilitación sanitaria del vehículo y el sistema de frío”, informó la Policía.

Por este motivo y con intervención de personal de SENASA, decomisaron la totalidad de los quesos y labraron las actuaciones correspondientes por infracción al Código Alimentario Nacional.

Foto: 9 Ahora
Fuente9 Ahora
Compartir

Comentarios