Una ingrata sorpresa se llevaron las autoridades y los jóvenes que concurren a la Fundación Abba, en Oliveros. En la mañana de este martes se percataron de la faltante de los arbolitos frutales que se encuentran en el frente del lugar. Afortunadamente, la solidaridad no tardó en llegar.

Se trata de árboles con los cuales trabajan los chicos desde hace un año. Fueron plantados por ellos y eran cuidados regularmente. “Hay que estar confundido en la vida para llevarse los arbolitos de los chicos”, indicaron indignados desde las redes sociales.

Por su parte, Gabriela, la directora del establecimiento, dialogó con Info Más y aseguró que no saben quien causó el hecho y que, aparentemente, nadie vio nada.

Pese al mal momento, rescató la respuesta solidaria de las personas. “Muchísima gente se acercó personalmente y ya hasta recibimos la donación de un arbolito”, contó.

Además, piden que quien lo haya hecho los devuelva, simplemente, porque pertenecen a la Fundación ya que más allá de haber estado en un espacio público, delante del establecimiento, “no significa que se los puedan llevar”.

FuenteInfomás
Compartir

Comentarios