Lo manifestó Antonio Bonfatti. Aclaró cuáles fueron sus dichos en virtud de las desafortunadas expresiones de las últimas horas, reiteró sus disculpas y explicó en qué circunstancias se manifestó en torno al voto popular.

Antonio Bonfatti (LT10)

Las desafortunadas declaraciones del exgobernador Antonio Bonfatti en relación con que el pueblo se puede equivocar a la hora de elegir, tal como lo hizo con Adolf Hitler y, eventualmente, con el presidente Mauricio Macri, desataron sendos cuestionamientos. Incluso, del actual jefe de la Casa Gris, Miguel Lifschitz.

“Estaba en una charla en un sindicato con alrededor de 300 trabajadores. En esa charla hice referencia al rol del Estado y la política. La charla era sobre los derechos de los trabajadores y cómo desde el Estado y la política garantizar sus propios derechos”, explicó hoy el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia en comunicación con LT10. En ese contexto, “enumeraba la conciencia de organización de los trabajadores, conjugada con la política y daba como ejemplo lograr, a principios del siglo XX, leyes como el descanso dominical, la jornada de ocho horas y la protección de las mujeres y los niños en el trabajo”.

Así fue como Bonfatti también planteó “no tropezar dos veces con la misma piedra”. “Porque en los ’90 con el neoliberalismo e hice referencia al voto de la gente en dos oportunidades, cuando se cerraron los ferrocarriles, que perdimos Somisa, YPF, etcétera”. Fue es ese momento cuando manifestó que “en democracia, a veces, los pueblos se equivocan desde la óptica de quien la mire”. “Si hoy miro Estados Unidos –argumentó–, el progresismo dice que el pueblo se equivoca cuando vota a (Donald) Trump. O si miro Chile, la derecha dirá que el pueblo se equivocó cuando lo votó a Salvador Allende”.

Fue entonces cuando Bonfatti confesó que en esa alocución tuvo “la infeliz expresión de ‘se equivocó cuando la gente votó a Hitler’, porque Hitler llega al Parlamento alemán por el voto popular. Y dije ‘se equivoca cuando vota a un gobierno que va para atrás con los derechos de los trabajadores”, y aludió a la flexibilización laboral, la armonización de la Caja de Jubilaciones, los tarifazos, pérdida del poder adquisitivo.

Enfático, el titular del Partido Socialista sostuvo: “Jamás comparé al régimen nazi con un gobierno democrático. Respeto la voluntad popular. Si se mal interpretaron mis palabras, pedí disculpas al presidente y, particularmente, a la comunidad judía porque sé perfectamente lo que fue la Shoá”.

En esa línea, también postuló: “No me retracto porque jamás comparé. Si fueron malinterpretadas mis expresiones, pido disculpas. Nunca comparé al régimen nazi con un gobierno democrático”, insistió.

De cara a las declaraciones de Lifschitz, quien marcó sus diferencias, Bonfatti comentó que no pudo hablar con el gobernador. “Comprendo que Miguel estaba esperando que viniera el presidente. Indudablemente, no es grato para un gobernador desde su función institucional estar con el presidente de la Nación frente a esto que funcionaba”, definió. Por lo demás, agregó que se comunicó con dirigentes de la comunidad judía a nivel nacional, de Santa Fe y de Rosario.

 

Compartir

Comentarios