Después de la clasificación Argentina para Rusia 2018 cada integrante de Polémica en el bar tuvo que hacer al aire lo que había juramentado tras el gol de Ecuador.

¡Argentina clasificó para el mundial! Y lo que es una excelente noticia, se transformó en un calvario -por lo menos durante un rato- para algunos integrantes de la mesa de Polémica en el bar (América, a las 20.30). Sobre todo para Diego Brancatelli.

Es que el periodista ultra kirchnerista había prometido el día anterior después del tempranero gol de Ecuador -cada integrante del programa hizo su propia promesa-, que si la Selección lograba el objetivo de ir al mundial de Rusia 2018, era capaz de hacer cualquier cosa, inclusive de gritar ¡Viva Macri!

Y si bien festejó cada uno de los goles de Lionel Messi como propio y hasta le obsequió a Mariano Iúdica una camiseta de su querido Club Ituzaingó como cábala, sabía que iba a tener que cumplir… ¡Y cumplió!

Después de repetir las imágenes del día anterior cuando Brancatelli aceptó la propuesta de Mariano, Virginia Gallardo entró a escena con globos amarillos en sus manos y un megáfono. Mientras Pablo Dugan grababa la situación, Mariano Iúdica lo convencía diciendo que debía cumplir lo prometido “por su credibilidad”.

Finalmente el panelista se puso de pie, agarró los globos amarillos con una mano, el megáfono con la otra y se animó. Eso sí, tuvo que repetir tres veces la prueba porque después del “Viva Macri”, tenía que agregar la palabra “Carajo”, cosa que no hizo.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios