Así lo establece una nueva Ordenanza aprobada en la última sesión del Concejo Municipal, iniciativa de la concejala Marianela Blangini (PJ-Santa Fe es una sola). A partir de su reglamentación, las empresas prestadoras de servicios de transporte público de colectivos, deberán dotar con la colocación en la parte delantera de las unidades, sistemas de porta bicicletas con capacidad para el transporte de dos bicicletas como mínimo. El traslado de las bicicletas por este medio será gratuito.


“A los efectos de mejorar la movilidad urbana de la ciudad y de reducir los niveles de contaminación, es necesario tomar decisiones que tengan que ver con palear la congestión de tránsito en el ejido urbano, ya que el mismo, en horarios pico, suele afectar la vida de los vecinos generando complicaciones para trasladarse amigablemente de un punto a otro de la ciudad”, explicó Marianela Blangini. “Por ello, entendemos que es necesario buscar alternativas para el traslado de quienes contribuyen a darle sustentabilidad, sostenibilidad y a descongestionar el tránsito a través del uso del transporte público y de bicicletas”, dijo.

 

El texto de la norma

Según el texto votado “las empresas prestadoras de servicios de transporte público de pasajeros por colectivos, deberán dotar a sus unidades con la colocación en la parte delantera de las mismas, sistemas de porta bicicletas con capacidad para el transporte de dos (2) bicicletas como mínimo”.

En el mismo sentido, la Ordenanza sostiene que “dentro de los 60 días de aprobada, el Departamento Ejecutivo deberá gestionar ante las empresas prestatarias por colectivos, la implementación dentro de los ciente veinte (120) días siguientes, del sistema de porta bicicletas, en al menos el 20 % de las unidades en funcioamiento. Para el logro de una adecuación de las flotas en su totalidad, el ochenta por ciento de unidades restantes se deberán adecuar al tiempo de incorporar nuevas unidades, o al recambiar las que se encuentran en funcionamiento. Y, en caso de incumplimiento de ordenanza por parte de la empresa prestadora del servicio de transporte público de pasajeros por colectivos, será pasible de la sanción prescripta en el artículo 21 de la Ordenanza Nº 11.580”, reza el artículo 4º de la norma.

Blangini argumentó que “esta política, no solo tiene que ver con el ordenamiento del tránsito vehicular sino que también se propone en virtud de los beneficios que el uso de estos medios tienen para el cuidado del ambiente y, en el caso de las bicicletas, para la salud de las personas que eligen este tipo de movilidad”.

“De esta manera, los vecinos usuarios del transporte público de pasajeros por colectivos, podrán llevar su medio de movilidad alternativo al automóvil particular –las bicicletas-, y combinar trayectos donde utilicen tanto uno como el otro, de manera tal que se incentive el desplazamiento a través de ellos. El sistema, en base a los estudios que hemos realizado, es de fácil utilización e implementación por parte de las prestatarias”, finalizó.

Comentarios