Micaela Viciconte consiguió el puntaje más bajo, mientras que Tyago Griffo cantó pero no convenció.

La ronda de ritmo libre es una de las que genera más expectativas dentro del certamen. En ella, los participantes tienen toda la libertad para crear una propuesta original, y decidir desde la música hasta la temática. Esa libertad algunas veces redunda en un show impactante, en una performance llena de contenido o en un completo desastre… En la noche del jueves, por la pista del ” Bailando por un sueño ” desfilaron tres famosos y los resultados fueron totalmente dispares.

Mucho canto y poco baile

La primera pareja en salir a la pista fue la compuesta por Tyago Griffo y Barby Silenzi. Ante la atenta mirada de la madre del cantante, Gladys “la Bomba Tucumana”, realizaron una coreografía titulada “Noche latina”, en la que Tyago sacó a relucir sus virtudes de cantante. Sin embargo, como suele suceder cada vez que baila su hijo, fue Gladys quien se adueñó del momento, repasando una vez más su humilde infancia, sus problemas familiares y, luego, hasta criticando la performance de su hijo.

Barby Silenzi también tuvo sus cinco minutos de atención al negar que se encuentre embarazada. Después, sí, fue el momento de las devoluciones. “Tyago canta muy bien, pero bailó poquito. Quizás me faltó una sorpresa al final”, señaló Ángel De Brito (6).

“Si hubiesen hecho la coreografía entera en a pista hubiese sumado. Anduvieron por ahí”, consideró Pampita Ardohain, dueña durante esta ronda del voto secreto.

Moria Casán (5) tampoco se mostró conmovida por lo que acababa de ver. “No me brindaron ni show ni entretenimiento. La parte en los camarines se vio un poco desprolija. No me gustó”, expresó la ex vedette.

“Parece un cumpleaños en el que se cortó la luz. La parte del camarín les sacó energía. Yo reformularía todo”, sugirió Marcelo Polino (4). En total, consiguieron 15 puntos.

Un baile con mensaje y emoción

El segundo famoso en mostrar su propuesta fue Jey Mammon , quien salió a la pista junto a Laura Oliva y un grupo de bailarines y drag queens. El humorista realizó una coreografía en defensa de la diversidad sexual. “Ojalá esto sea una semilla para que toda la gente pueda vivir su vida libremente”, señaló antes de empezar.

A diferencia de lo que ocurrió con Tyago, el jurado aprobó la propuesta. “Toda la coreo tuvo sentido. Hubo baile, acrobacia y mucho vestuario. A mí me gustó mucho, salió lindo”, afirmó De Brito (7).

Pampita coincidió: “Me encantó el despliegue. Me faltó un poco de fuerza en Jey a la hora de bailar, pero me emocionó mucho”. Moria (10), en tanto, elogió al humorista: “Me encanta que tengas un real sentimiento sobre la diversidad. La mayoría de la gente vive desdichada porque no sale de sus propios prejuicios. Se notó tu sentimiento y tu emoción”. Por último, Polino (8) festejó la propuesta. “Fue una grata sorpresa, aunque en el baile los traicionó un poco la emoción”, indicó. La pareja obtuvo la más alta calificación de la ronda: 25 puntos.

De diosa egipcia a “momia”

Para cerrar la noche, llegaron Micaela Viciconte y Jorge Moliiers. La coreografía presentada por la pareja llevó por título “Rito egipcio”. Cuando la concursante de Combate salió a la pista, ni Marcelo Tinelli ni los miembros del jurado la reconocieron gracias al maquillaje y el vestuario.

Sin embargo, a pesar del gran despliegue escenográfico y la buena propuesta estética, el baile aburrió al jurado.

“Me encanta que estés en el ‘Bailando’, Mica, pero en este caso no me convenciste. Te faltó fuerza en el baile”, indicó De Brito (4). Pampita no coincidió: “A Mica se la ve más segura en la pista. Me parece que está creciendo a pasos agigantados”.

“Esta chica me parece un hallazgo absoluto. Dice lo que piensa y no le importa nada. Pero la performance de hoy no terminó de explotar”, apuntó Moria (6). “Lo más parecido a Egipto fue la momia. Fue un embole, no me gustó nada”, señaló Polino (0). Con los 10 puntos obtenidos, la pareja quedó en zona de riesgo.

FuenteLa Nación
Compartir

Comentarios