El candidato a diputado nacional por Cambiemos sostuvo que “no hay razones para pensar” que se afecten las jubilaciones tras las elecciones. “Con la crisis y el déficit que tenía el gobierno, la primera medida fue la reparación histórica”, valoró. También, planteó que con la “armonización, se está pensando en aquellas provincias que no tienen el 82% móvil. Hay que armonizar para arriba”, definió, en tanto ponderó los recursos destinados a educación según el Presupuesto 2018.

Albor Cantard (LT10)

A una semana del inicio de la veda electoral, el candidato a diputado nacional por Cambiemos, Albor Cantard, manifestó su entusiasmo de cara a los resultados del domingo 22 de octubre. En declaraciones a LT10, el exrector de la Universidad del Litoral planteó que las advertencias sobre aumentos tarifarios y las reformas jubilatoria y laboral luego de las elecciones son “cien por ciento fantasmas”.

“Estamos viviendo un discurso de la oposición que es, prácticamente, el mismo que el de hace dos años atrás. Si ganaba (Mauricio) Macri, venían las siete plagas de Egipto –graficó–. Los primeros seis meses de gobierno fueron difíciles para todos, para el propio gobierno y para el propio presidente para tomar decisiones que no eran simpáticas e, indudablemente, para todos los argentinos”.

Ya sobre lo que ocurre hoy día, Cantard consideró que “hoy estamos viviendo otra Argentina. Una Argentina que dejó atrás la recesión, nadie discute hoy que está creciendo. Ya se ha presentado el Presupuesto para el año próximo –destacó–. Entonces, no hay razones para pensar que pueda haber tema jubilaciones. Con la crisis y el déficit que tenía el gobierno, la primera medida fue la reparación histórica”, valoró.

En esa línea, aclaró que “cuando se habla de ‘armonización’, estamos pensando en aquellas provincias que no tienen el 82% móvil, donde se cobra menos del 40% y hay que armonizar para arriba”.

El exsecretario de Políticas Universitarias de la Nación sostuvo, además, que para reducir el déficit fiscal “no hay que ajustar para gastar menos, sobre todo en temas sociales, sino que hay que agrandar lo que entra y así se reduce el déficit fiscal”.

Finalmente, Cantar aseveró que en el Presupuesto nacional “lo que se juega es el presupuesto universitario. El último presupuesto de Cristina Fernández (de Kirchner) era de 53 mil millones, el presupuesto 2018 es 103 mil millones. En dos años, casi se duplicó el presupuesto universitario”, definió.

Comentarios