La hija de Ramón Palito Ortega reveló en su cuenta de Twitter una experiencia que vivió en una reunión íntima organizada para satisfacer al cuestionado productor de cine.

Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Ashley Judd, Rosanna Arquette, Rose McGowan, Lucia Evans, Mira Sorvino, Cara Delevingne, Jessica Barth, Emma de Caunes y Asia Argentom. Todas ellas, figuras de Hollywood, acusaron al productor Harvey Weinstein de acoso sexual e incluso, en algunos casos, de violación.

La polémica se hizo mundial y en las últimas horas, una actriz argentina también sumó su experiencia, no grata, con el productor norteamericano. Julieta Ortega utilizó su cuenta de Twitter para compartir una experiencia que vivió y que involucra a Weinstein, durante una de sus visitas a la Argentina.

La hija de Palito Ortega y Evangelina Salazar contó en las redes sociales que, hace un tiempo, participó de una fiesta organizada por Weinstein y dio detalles de la misma: “Harvey Weinstein estuvo en Buenos Aires hace unos años. Te invitaban a fiestas para conocerlo. Fui a una. Apenas llegabas, ya querías salir corriendo”.

La actriz, luego amplió su versión en la red social en la que tiene 382 mil seguidores. “Es común que cuando vienen productores, directores o estrellas de Hollywood, le organicen fiestas, básicamente para que conozcan chicas…”, agregó.

Julieta, que también retuiteó una nota que le habían hecho al productor hace 10 días y opinó que es un cerdo (“que pig”), puso en evidencia a Weinstein y dejó entrever que en la fiesta a la que asistió no la pasó del todo bien.

Luego, ante sus declaraciones vía Twitter, un usuario de la red social se animó a preguntarle acerca de Jack Nicholson, actor de Hollywood que recibió a Julieta y una amiga en su casa de Los Ángeles, según contó la actriz en 2012.

“¿A vos no te corretió Jack Nicholson una vez?”, preguntó el seguidor. A lo que la ex mujer de Iván Noble, respondió: “Sí, pero cuando me di cuenta para qué me habían llevado, me fui y él se quedó sentado ahí. No hizo nada. Éste (Weinstein) no las dejaba irse…”.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios