Las guías alimentarias actuales aconsejan ingerir hasta una unidad diaria. Argentina, quinto consumidor mundial.

Tras años de que se aconsejara reducir la ingesta de huevo -porque se lo vinculaba con el aumento del nivel de colesterol-, las guías alimentarias actuales lo reivindican como un alimento saludable y recomiendan el consumo de hasta una unidad por día.

En épocas en las que avanza la epidemia de obesidad y de enfermedades no transmisibles vinculadas a la mala alimentación y el sedentarismo, el huevo es reivindicado como una proteína de alta calidad. Es que, si bien contiene colesterol, es muy bajo en grasas saturadas y no contiene grasas trans, que es lo que realmente tiene que evitar la persona con colesterol elevado. Es, además, bajo en calorías (sólo 75 por unidad) y rico en casi todas las vitaminas y minerales, sólo carece de vitamina C y fibras, por lo que los nutricionistas aconsejan consumirlo acompañado de vegetales y frutas.

En línea con las recomendaciones actuales, en su primer mensaje, las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) aconsejan realizar cuatro comidas diarias que incluyan verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur o queso, huevos, carnes y aceites. Y recomiendan la inclusión de “hasta un huevo por día especialmente si no se consume la cantidad necesaria de carne”. Una unidad por día aporta una sexta parte de la cantidad de proteína diaria requerida por mujeres y un octavo de lo que necesitan los hombres.

En el país se consumen en promedio 276 huevos al año por persona, lo que ubica a la Argentina como quinto consumidor mundial (detrás de México, Japón, Ucrania y China), de acuerdo a cifras proporcionadas por la Cámara de Productores Avícolas de Argentina (CAPIA) en el marco de la Semana Mundial del Huevo, que finaliza mañana.

Expertos en inocuidad de alimentos aconsejan no lavarlos y guardarlos en la heladera, dado que la refrigeración retrasa el deterioro y el envejecimiento.

Si te tentaste, a continuación te ofrecemos seis formas de prepararlo. Pero recordá que el huevo duro es la opción más saludable, dado que la cocción completa elimina posibles bacterias peligrosas como la salmonella. El huevo revuelto (con poco aceite o spray vegetal) es otra buena alternativa, sobre todo para desayunos y meriendas.

Huevo duro

Se cocina entero en abundante agua hirviendo para que no se quiebre la cáscara.

Tiempo de cocción: 12 minutos.

Huevo pasado por agua

Se cocina en agua hirviendo y se sirve en huevera, haciendo un pequeño hoyo en la cáscara.

Tiempo de cocción: 3 minutos.

Huevos pochés

Tiempo de cocción: 3 minutos.

Huevos fritos

Se fríe en aceite bien caliente. Se recomienda romper en un plato previamente.

Tiempo de cocción: 3 minutos.

Huevos revueltos

Se cocinan con unas gotas de aceite (o spray, para reducir las calorías) revolviendo permanentemente durante la cocción.

Tiempo de cocción: 4 minutos.

Huevos mollets

Se cocina entero en agua hirviendo. Se recomienda pelarlo con cuidado y servirlo caliente.

Tiempo de cocción: 5 minutos.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios