Es por las denuncias de acoso sexual. En una reunión de emergencia, la entidad que entrega los premios Oscar decidió removerlo. “No merece el respeto de sus colegas”, afirmaron.

Harvey Weinstein no caminará nunca más por la alfombra roja más codiciada de Hollywood. El productor cinematográfico cuyas películas se llevaron 80 Oscar fue expulsado este sábado por la Academia del cine de Estados Unidos, en medio de un escándalo sexual que no para de crecer.

Tras una reunión de emergencia, la junta de gobernadores de la Academia votó por amplia mayoría -más de dos tercios- por la expulsión inmediata del productor de 65 años, caído en desgracia cuando el diario The New York Times publicó el 5 de octubre un explosivo artículo sobre sus abusos contra jóvenes actrices y asistentes principalmente. Desde entonces se han sucedido las acusaciones públicas.

“No sólo nos distanciamos de alguien que no merece el respeto de sus colegas sino enviamos un mensaje para que termine la era de ignorancia deliberada y vergonzosa complicidad en lo que respecta a la conducta sexual depredadora y acoso laboral en nuestra industria”, reza un comunicado.

“Lo que está en juego aquí es un problema profundamente preocupante que no tiene cabida en nuestra sociedad”, agrega.

La expulsión de la Academia era algo que hasta había reclamado su hermano, Bob Weinstein. “Estoy inmerso en una pesadilla. Mi hermano ha causado un sufrimiento inconcebible. Como padre de tres niñas, digo esto de verdad, tengo el corazón destrozado por las mujeres a las que ha hecho daño”, dijo.

La Academia Británica de Artes Cinematográficas y de Televisión (Bafta) ya lo había suspendido el miércoles y este mismo sábado se reunía el sindicato de productores (PGA) para “considerar procedimientos disciplinarios”.

El otrora magnate del cine –las películas que produjeron sus estudios han recibido más de 300 nominaciones al Óscar y 80 estatuillas– es el segundo miembro de la Academia en ser expulsado.

El actor de “El Padrino II” Carmine Caridi fue el primero: se le acusó de prestar cintas de VHS de filmes aspirantes al Óscar a un vecino que resultó ser un comerciante de películas piratas.

Sin embargo, a Weinstein no le fue retirado el Oscar que ganó personalmente en 1999 como productor de “Shakespeare enamorado”.

Desde que salió a la luz el escándalo, una treintena de actrices, entre ellas Mira Sorvino, Rosana Arquette, Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie y Léa Seydoux, dijeron haber sido objeto de insinuaciones sexuales del productor.

Las intérpretes Asia Argento, Lucia Evans, Rose McGowan y una otra mujer que permanece bajo el anonimato lo acusan de violación.

Las policías de Nueva York y del Reino Unido abrieron una investigación en su contra.

“Necesito ayuda, todos cometemos errores, espero tener una segunda oportunidad”, dijo Weinstein el miércoles a paparazzis frente a la casa de una de sus hijas.

La audiencia estadounidense tampoco parece estar dispuesta a dársela. Un sondeo en curso de Jeetendr Sehdev, un experto en imagen de celebridades, reveló que 82% de los 2.000 encuestados pidió la expulsión del productor de la Academia y 70% dijo que estaría “estupefacto” si no lo sacan.

En su comunicado, la Academia dijo que trabaja para “establecer estándares de conducta que todos los miembros deben hacer valer”.

Su estudio The Weinstein Company (TWC) –que el productor fundó y dirigía junto a su hermano– no ha podido deslindarse del escándalo, a pesar de haberlo despedido.

Bob Weinstein dijo a THC que el estudio sobrevivirá a la crisis y seguirá adelante con otro nombre.

Pero por ahora el cineasta Oliver Stone dijo que no haría una serie prevista sobre la cárcel de Guantánamo si TWC está involucrada. Lo mismo indicó el estudio Amazon, que canceló un proyecto para el director David O’Russell y excluyó al estudio de una serie sobre los Romanov.

Harvey Weinstein llevó a la gran pantalla aclamadas películas como “Chicago”, “La vida es bella”, “Tiempos violentos”, “El paciente inglés”, “El artista”, “El discurso del rey” y “La dama de hierro”.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios