El Memorial del Holocausto de Montevideo apareció lleno de grafitis antisemitasEl alcalde de la capital uruguaya rechazó “enfáticamente” el acto vandálico y dijo que ya se abrió una investigación. El Centro Wiesenthal pidió “la inmediata identificación de los agresores y todo el castigo de la ley para ellos”.


El Centro Simon Wiesenthal, una organización judía internacional dedicada a documentar el Holocausto y el antisemitismo, denunció este lunes que el Memorial del Holocausto en Montevideo fue vandalizado.

En una carta pública dirigida al alcalde de la ciudad, el Centro Wiesenthal pidió “la inmediata identificación de los agresores y todo el castigo de la ley para ellos”.

Este fin de semana, el alcalde del municipio de Montevideo, Carlos Varela, rechazó “enfáticamente” el acto vandálico en un mensaje en sus redes sociales y aseguró que el hecho ya está bajo investigación. Además, informó que ubicará un guardia e instalará cámaras de seguridad en el memorial, ubicado en la Rambla de la capital uruguaya, junto al Río de la Plata.

“De no creer. Volvieron a vandalizar el Memorial al Holocausto. ¿Qué nos está pasando? ¿Quiénes están detrás de estos hechos? ¿Qué buscan?”, se preguntó Varela en su página de Facebook. “Solicitamos a la población cordura y tolerancia. Debemos aportar a construir una cultura de paz y convivencia. Dependerá del esfuerzo de todos ir hacia esa sociedad que soñamos”, agregó.

En la carta dirigida a Varela, el Centro Wiesenthal “repudió la aparición de grafitis con toda una serie de argumentos negacionistas de la Shoá (como los judíos llaman al Holocausto) en el Memorial del Holocausto” y agregó que el Congreso de Uruguay “está estudiando tipificar como delito la negación del Holocausto”.

“Los órganos correspondientes del gobierno de Uruguay deben dar rápida respuesta y desanimar futuras manifestaciones como la del Memorial, que no es una muestra de incivilización urbana sino que constituye una verdadera acción destinada a promover los más detestables argumentos de negación de la Shoá”, dijo Ariel Gelblung, representante del Centro Simon Wiesenthal para América Latina.

“Los negacionismos e intentos perversos de ocultar o cambiar la historia son nuevas vejaciones a la memoria de los asesinados. El mundo es diariamente testigo de estos intentos, que de quedar impunes, permiten (…) pasar a la acción reviviendo odios que países con la rica historia de convivencia que caracterizó a Uruguay no puede soslayar”, agregó en la carta Shimon Samuels, director de relaciones internacionales del centro.

FuenteCNÑ
Compartir

Comentarios