Para complementar y optimizar la actividad física, es clave una nutrición fit adecuada.

La alimentación fitness no es una cuestión que se deba dejar pasar por alto si se quiere rendir de la mejor manera en cualquier actividad física. Además de tener en cuenta qué se come también hay que saber en qué momento.

La Licenciada en nutrición deportiva Mariela Morazzo explica que “las fuentes de energía para los músculos son los hidratos de carbono pero se deben dosificar durante la mañana y previo al entrenamiento. Después del mismo, se tiene que apuntar a ingerir proteínas como las que poseen las claras de huevo, el pollo y el atún”.

La alimentación varía según el tipo de entrenamiento que se realice y en qué momento del día se haga. Por ejemplo, si una persona desarrolla ejercicios aeróbicos, debe consumir el hidrato de carbono, al menos, una hora antes y que sea liviano como una fruta sin cáscara.

Lo más común es desayunar con leche o yogur, sin embargo, si se va a hacer actividad física, estos alimentos suelen hinchar el estómago, por lo que se recomienda consumirlos con dos horas de anticipación para que la digestión se haga antes de entrenar.

“Hay que evitar los alimentos muy altos en fibras porque te pueden dar malestar intestinal como por ejemplo comidas integrales. La fibra es buena pero consumirla antes de entrenar puede ser perjudicial”, informa la nutricionista.

Antes de ejercitarte procurá comer sano y liviano para darle energías a los músculos. Los cereales, frutos secos, una banana e incluso un pedazo de queso fresco, te darán el calcio y la fuerza que necesitás. Por otra parte, y de igual importancia, intentá estar hidratada durante todo el día, antes y después de entrenar.

Luego de la actividad física, el consejo es siempre consumir proteínas: “Las proteínas dan saciedad y tienen aminoácidos, que le van a dar energía al músculo. Esto va reponer las estructuras musculares que se rompieron con la actividad física y va a impedir que se pierda masa muscular. Se pueden consumir verduras, omelette con claras de huevo, pollo, pescado”, señala la especialista.

Por último la licenciada dejó un consejo para aquellas personas con sobre peso que hacen actividad física con frecuencia: “No es recomendable que coma hidratos de carbono luego del ejercicio porque ya los consumió antes y si el cuerpo los necesita lo va a ir a buscar a la reserva de grasas”.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios