Más de 700 agentes de la policía alemana participaron este miércoles (18.10.2017) en una redada contra la banda de moteros Ángeles del Infierno en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia (oeste del país), que ha prohibido y disuelto dos de sus organizaciones.


“Su vida cotidiana consiste en violencia, armas, drogas y prostitución forzada”, subrayó en un comunicado el ministro de Interior de ese Estado federado, Herbert Reul, quien denunció la lucha de los miembros de los Ángeles del Infierno por conquistar “poder y territorios de forma agresiva frente a clubes hostiles”.
En la redada, en la que también han participado efectivos de las fuerzas especiales de la policía, se han registrado más de cincuenta viviendas y oficinas de la organización en dieciséis ciudades, como Düsseldorf, Wuppertal, Colonia o Leverkusen.
Las fuerzas de seguridad, con agentes especializados en criminalidad organizada y evasión de impuestos, incautaron documentación y numerosas pertenencias de miembros de la banda, desde armas de fuego hasta motos Harley-Davidson. Las organizaciones prohibidas por el Gobierno regional se denominan “Hells Angels Concrete City” y “Clan 81”.
“El estado de derecho no acepta que proliferen sociedades paralelas que desprecien su autoridad “, subrayó Reul para defender una política de “tolerancia cero” frente a las bandas de moteros. La redada se organizó después de que el pasado mes de agosto varios policías resultaran heridos durante una pelea de los Ángeles del Infierno con una banda rival.
“La gente tiene comprensiblemente miedo”, reconoció el titular de Interior, quien subrayó que la operación policial tiene como objetivo garantizar “la ley y el orden”. Mientras continúan los registros, ni la Policía ni el Gobierno de Renania del Norte-Westfalia han facilitado información sobre posibles detenciones.

FuenteEFE
Compartir

Comentarios