Salieron de Concordia hace más de un mes y el mismo día perdieron contacto con su familia. La camioneta en la que viajaban apareció quemada. 

Dos entrerrianos que viajaban a la ciudad paraguaya de Encarnación en busca de mercaderías para reventa, están desaparecidos desde el 20 de septiembre. El misterio sobre la suerte corrida por los hombres sumó un nuevo capítulo en las últimas horas, cuando la Policía de Corrientes halló totalmente desguazada y quemada la camioneta en la que viajaban.

César Miño (37) y Sergio Quintana (33) son de Concordia y fueron vistos por última vez en la localidad correntina de Gobernador Virasoro. Allí fueron registrados por las cámaras de seguridad de una estación de servicios. Fue el 20 de septiembre, día en el que también mantuvieron el último contacto telefónico con sus familiares.

La búsqueda se inició al día siguiente, cuando Fiamma Chapay, la esposa de Miño, denunció en Concordia que el hombre no respondía sus llamados y desconocía su paradero.

La investigación primero buscó establecer si habían traspuesto la frontera, pero no aparecían en los registros de Migraciones de Argentina y Paraguay, lo cual descartó que hayan llegado a Encarnación a través del puente “San Roque González de Santa Cruz”.

En las semanas posteriores, la Policía rastrilló los laterales de la ruta nacional 14 entre Gobernador Virasoro y la provincia de Misiones para descartar que la Peugeot Partner Patagónica en la que viajaban haya sufrido un accidente similar al de la familia Pomar, en 2009.

La investigación del caso dio un giro esta semana. El lunes a la tarde, un obrero rural alertó a la Policía de San Carlos (provincia de Corrientes) que en medio de una forestación había encontrado un vehículo consumido por el fuego.

Los peritos que trabajaron en el lugar -a unos siete kilómetros de la ruta 14 y el empalme de la provincial 34- constataron que el vehículo había sido totalmente desmantelado. Faltaban el motor, tren delantero y trasero, volante, tanque de combustible y otros accesorios.

La titularidad del vehículo fue corroborada ayer por los peritos a través del número de chasis, dijeron voceros policiales. Tras la confirmación, la Policía se movilizó con perros entrenados para detectar rastros humanos, aunque hasta el momento no hubo mayores avances.

Los familiares de Miño y Quintana contaron que los hombres viajaron con 13.000 pesos para comprar artículos de bazar y prendas de vestir para su reventa en Concordia. Y descartaron que la desaparición de los hombres haya sido voluntaria, ya que Miño está próximo a ser padre. Tras el hallazgo de la camioneta, la esposa de Miño -embarazada de 8 meses- se descompensó y tuvo ser internada en una clínica.

La Policía de Corrientes ahora también busca en talleres de la zona las partes faltantes de la Partner. Y la principal hipótesis es que los hombres fueron víctimas de un robo.

A sólo 50 kilómetros del lugar donde apareció la camioneta, hace poco más de un mes fue asesinado de un balazo un camionero entrerriano que retornaba con una millonaria suma tras descargar carne en varios negocios de la zona Centro de Misiones.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios