El gobernador dijo que tiene previsto incluir caras nuevas de la política y de otros sectores, incluso figuras que podrían surgir del peronismo.

El gobernador Miguel Lifschitz votó esta tarde a poco del cierre de los comicios y dijo que las elecciones “son señales para interpretar el mensaje de la ciudadanía”, al tiempo que adelantó que para el Frente Progresista será “un punto de inflexión” porque el espacio político ya tiene previsto “relanzar el espacio” con caras nuevas de la política y de otros sectores.

El titular de la Casa Gris sufragó pasadas las 17 en la escuela Juan Bautista Alberdi de barrio Martín, como lo hace habitualmente, y señaló que estos comicios los afronta con “buenas expectativas porque todo se desarrolló con absoluta normalidad, sin dificultades. Hay una buenas perspectiva en relación a la primaria así que vamos a esperar los resultados”.

Si bien sostuvo que estos comicios de medio término no son “determinantes”, reconoció que “todas las elecciones son señales para interpretar el mensaje de la ciudadanía”.

En ese sentido, aseguró que para el Frente Progresista “va a ser un punto de inflexión, donde nosotros ya tenemos pensado relanzar el espacio con la inclusión de otros sectores independientes o que estuvieron en el frente y se fueron apartando; también pueden ser referentes peronistas”.

“Estamos en un momento de la política en le que hay que construir alternativas y salir de la confrontación de la que se ha planteado en esa elección, no sólo en Santa Fe sino pensando en el futuro del país”, reforzó.

Por otra parte, el gobernador opinó sobre la aparición del cuerpo del joven artesano Santiago Maldonado. “Sin dudas que el clima que se ha generado en el país por el hallazgo del cuerpo representó un dolor para una gran mayoría de los argentinos, más allá de los colores políticos”, al tiempo que agregó: “Genera mucha angustia que este tipo de hechos se dé en Argentina, creo que cambió para todos”.

Comentarios