Lo expresó la diputada nacional Alicia Ciciliani a la luz del desafuero de Julio De Vido, quien podrá quedar detenido de forma inmediata. Desde su punto de vista, “es un mensaje para los 257 legisladores y para los Ejecutivos actuales, que tengan mucho cuidado sobre donde ponen la firma y las decisiones que toman”. La representante socialista también aludió a Cristina Kirchner: “Espero que el Senado separe de su cuerpo a los miembros que sólo van a buscar protección para impedir una investigación judicial”.

Alicia Ciciliani (LT10)

De cara a los pedidos de desafuero para Julio De Vido, planteados por los jueces federales Claudio Bonadio y Luis Rodríguez, hoy la Cámara de Diputados se convierte en el ámbito donde se depositarán todas las miradas. Mientras el oficialismo y varios bloques de la oposición se disponen a habilitar que el exministro de Planificación del kirchnerismo –acusado por fraudes millonarios al Estado– pueda ser detenido, la diputada nacional Alicia Ciciliani fue contundente a la hora de fijar su postura. “Hoy es un día muy importante para la política argentina. Es un mensaje muy claro acerca de que la corporación política se saca de encima a los corruptos. Ser diputado o senador, de ninguna manera, puede ser para ir a buscar fueros que lo protejan de la investigación por corrupción”, esgrimió esta mañana la legisladora socialista en comunicación con LT10.

“Como cuerpo y como dirigentes políticos tenemos la obligación de separar a los legisladores que están siendo investigados por la justicia. Hay que desaforarlos –recalcó–, que se presenten y se pongan a disposición de la justicia. Es un mensaje para los 257 legisladores y para los Ejecutivos actuales, que tengan mucho cuidado sobre donde ponen la firma y las decisiones que toman”, fundamentó la representante por nuestra provincia.

Habida cuenta de las sendas investigaciones que rodean a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Ciciliani indicó: “Espero que el Senado de la Nación esté a la altura de la circunstancias y separe de su cuerpo a los miembros que sólo van a buscar protección para impedir una investigación judicial”. En ese orden, también consideró que debe ser “un reclamo mayoritario de la sociedad y el propio cuerpo tiene que excluir de su seno –subrayó– a los que están sospechados de corrupción”. Dicho de otro modo, la diputada sostuvo que “cuando un ciudadano llega a ser presidente de la República, que es el máximo cargo de representación que puede tener en su vida política, no debería poder presentarse como candidato a diputado o senador, como ocurre en Estados Unidos y en otros países del mundo”, planteó tajante en alusión a la propia exjefa de Estado. Y aseveró: “Aspiro a vivir en un país donde los expresidentes den conferencias acerca de sus logros o dificultades en la consecución de su experiencia de gobierno y puedan ayudar a consolidar a una Nación. No que vayan a buscar fueros al Parlamento”, definió enfática.