El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este jueves que la epidemia de opioides es una emergencia nacional de salud pública.


El mandatario señaló ante una audiencia en el Salón Este de la Casa Blanca que “podemos ser la generación que termine la epidemia de opioides”.

“Esta epidemia es una emergencia nacional de salud”, indicó. E insistió en que “nadie ha visto nunca lo que está ocurriendo ahora”.

“Como estadounidenses, no podemos permitir que esto continúe. Es hora de liberar a nuestras comunidades de este flagelo de la drogadicción”, añadió.