Si bien la medida expersa una voluntad de abordar la temática de la diversidad sexual en las fuerzas de seguridad, la Provincia de Santa Fe posee sus propios instrumentos que garantizan plenamente el cumplimiento de la legislación específica en la materia.


La Subsecretaría de Políticas de Diversidad Sexual de la Provincia de Santa Fe dependiente de la Secretaría de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social expresa su preocupación por algunos aspectos contenidos en el “Protocolo para el registro o detención de personas pertenecientes al colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (L.G.B.T.)” dictado el día de hoy por el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Asimismo informa que junto al Ministerio de Seguridad provincial se implementan acciones para la plena vigencia de los derechos humanos de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex en relación a las fuerzas de seguridad provinciales.

En ese sentido cabe destacar que durante los años 2016 y 2017 ambas áreas realizaron capacitaciones a la totalidad de las y los aspirantes a la carrera policial y por primera vez en Argentina se implementó la obligatoriedad de contenidos sobre derechos LGBTI en la carrera de ascenso policial en toda la provincia.

En consonancia con lo expresado por el movimiento LGBT a nivel nacional, a través de la Federación Argentina LGBT, se subraya que “el protocolo tiene graves problemas en conceptos de derechos humanos en general y, específicamente, en temas de diversidad sexual. Un ejemplo de esto se encuentra en el Anexo I, en el punto Generalidad (párrafo 4): “Queda totalmente prohibido todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión”. Cabe preguntarnos en este punto si estarían habilitadxs para generar dolores y sufrimientos leves o moderados? Y si es así, cuáles sería estos a diferencia de los otros?

Otro ejemplo señalado como discriminatorio es que las intervenciones relacionadas con las personas LGBTI las tenga que hacer solamente personal femenino. Esto expresa un profundo desconocimiento de la población LGBT y de la diversidad sexual en general. Es innecesario que una mujer haga una requisa a un hombre trans, bisexual o gay. Si bien podríamos empezar a cuestionar la necesidad de distinciones de género en estas cosas, en el contexto actual que necesariamente una mujer sea la que tenga que intervenir ante la presencia de un hombre trans, bisexual o gay puede ser violatorio de la identidad de género de estas personas.”

Al respecto Esteban Paulón, Subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de Santa Fe expresó “si bien consideramos como algo positivo el abordaje de la diversidad sexual dentro del accionar de las fuerzas de seguridad, creemos que dicho abordaje debe realizarse de la mano de las organizaciones y referentes del colectivo LGBTI. La medida adoptada por el Ministerio de Seguridad de la Nación muestra un desconocimiento de la temática que preocupa, especialmente en momentos en que se ha incrementado la violencia institucional hacia el colectivo LGBTI en algunas regiones de nuestro país.”

Asimismo agregó “en Santa Fe, junto al Ministerio de Seguridad provincial venimos desarrollando una serie de acciones de formación y capacitación desde inicios de 2016, algunas de las cuales han sido incluidas en el documento nacional. Y desde 2012 contamos con protocolos de requisas y alojamiento de personas privadas de la libertad respetuosas de la legislación vigente (Identidad de Género, Matrimonio Igualitario. Prevención de la violencia hacia las mujeres) en materia de derechos humanos LGBTI.”

AGRADECEMOS LA DIFUSIÓN DE ESTA INFORMACIÓN
Contacto de Prensa
Esteban Paulón, Subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual Santa Fe
(0342) 155 140007 / (0341) 156 068171
e-mail: diversidadsexual@santafe.gov.ar