En el aeropuerto Islas Malvinas, la medida de fuerza obligó a cancelar seis arribos y seis salidas, en conexiones con Buenos Aires, Iguazú, Córdoba y Mendoza.

Gremios aeronáuticos cumplían hoy un paro de actividades que afectaba los vuelos de cabotaje e internacionales de Aerolíneas y Austral, en reclamo de una mejora salarial del 26 por ciento, tras rechazar una propuesta inferior realizada por la empresa en una negociación paritaria.

En el aeropuerto Islas Malvinas de Rosario, la medida de fuerza obligó a cancelar doce vuelos: seis arribos y seis salidas, en conexiones con Buenos Aires, Iguazú, Córdoba y Mendoza.

Esta mañana el aeropuerto de Fisherton lucía casi inactivo debido a la medida de fuerza. Sólo cuatro pasajeros aguardaban un vuelo que estaba programado anoche para las 23.45, pero que no salió porque la medida de fuerza arrancaba sin aviones volando.

Leer más: Los trabajadores de Aerolíneas y Austral paralizan el transporte aéreo

El paro de 24 horas fue convocado por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), la Unión del Personal Superior de Empresas Aeronáuticas (UPSA) y la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA).

Absurdo. El presidente de Aerolíneas, Mario Dell’ Acqua calificó de “absurdo y ridículo” la decisión de los gremios y advirtió que “unas 30.000 personas se verán afectadas” por el paro de los gremios aeronáuticos.

Comentarios