Lo aseguró el Subsecretario Provincial de Diversidad Sexual, Esteban Paulón. El funcionario explicó que se superpone con acciones en marcha del gobierno de la provincia y que, además, “mezcla orientación sexual con identidad de género, habla de protocolo LGBTI pero plantea solamente la población trans y cae en errores como la requisa por parte de mujeres”.

“En Santa Fe, este protocolo no va a ser implementado, hay una decisión de no avanzar con este protocolo, primero porque ya se vienen llevando adelante muchas de las acciones allí incluidas, sobre todo las que tienen que ver con capacitación y formación del personal policial desde el año pasado”, indicó Esteban Paulón a LT9. “Y para garantizar los derechos en relación al alojamiento y las detenciones y requisas de la población de la diversidad sexual, esto ya viene protocolizado y trabajado desde una perspectiva de derechos humanos, desde el año 2012”, añadió.
En tanto, Paulón informó que “esto ha generado muchísima angustia, muchísimas personas que han entendido o han interpretado que puede llegar a haber alguna acción represiva por el solo hecho de ir de la mano alguna pareja gay lésbica o por el solo hecho de ir a un almacén una persona trans en cualquier momento del día”. “Para llevar tranquilidad –anunció-, aquí, en la provincia de Santa Fe, ninguna acción de represión o de censura a las libres expresiones de la diversidad sexual tienen cabida”.
Además, opinó que el protocolo en sí mismo es preocupante, en cuanto a, por ejemplo, “la averiguación de antecedentes: se plantea graciosamente como que se limita a no más de diez horas la detención de una persona LGBT que esté sin documento por la calle; eso, realmente, es violatorio de la libertad de circulación y da herramientas a las fuerzas de seguridad para reprimir”. “También habla de que no son admitidos los sufrimientos o lesiones graves; si fueran sufrimientos o lesiones leves ¿estarían permitidas a la hora de obtener la confesión de una persona?”, planteó el funcionario.
Paulón también advirtió que el protocolo anunciado por Nación “Ingresa en un terreno de enorme ignorancia, planteando que a toda la población LGBTI la van a requisar mujeres. Un varón gay, un varón trans, un varón bisexual que requiera ser requisado en un procedimiento provincial por un varón, como una mujer trans, una mujer lesbiana o una mujer bisexual, por una mujer, ese sería el cumplimiento estricto de la ley un no protocolo que termina siendo discriminatorio y persecutorio de nuestros derechos”. “Mezcla orientación sexual con identidad de género, habla de protocolo LGBTI pero plantea solamente la población trans y cae en errores como la requisa por parte de mujeres, parece que los varones gay necesitamos que nos traten suavemente o no podamos ser requisados por un varón, no se entiende bien hacia dónde apunta este protocolo”, reflexionó.
Pero, según reconoció el Subdirector de Diversidad, “lo que más llama la atención en este protocolo es que, lamentablemente, este gobierno nacional, en todo el 2017, la única política pública destinada al colectivo LGBTI que hemos conocido es este protocolo discriminatorio y restrictivo de derechos”. Y señaló que “este protocolo se informa a tres semanas de haber detenido una pareja de lesbianas en Buenos Aires por besarse en la estación de trenes de Constitución, y tres semanas antes de la marcha del orgullo LGBT en la ciudad de Buenos Aires, que es la marcha más grande, la movilización más grande del movimiento de la diversidad, a nivel nacional”. “No nos parece casual, tampoco”, admitió.
Finalmente, Paulón adelantó que “en consonancia a lo que están planteando las distintas organizaciones sociales, le pedimos al Ministerio de Seguridad, a la Ministra Patricia Bullrich, que suspenda la aplicación de este protocolo”. “Que convoque a las distintas organizaciones sociales y entidades gubernamentales, que en varias provincias hay ya áreas de diversidad sexual, y que podamos consensuar cuáles son las acciones en cuanto a las fuerzas de seguridad para garantizar los derechos del colectivo LGBTI”, concluyó.