Comienzan a aparecer en esta época del año, principalmente en la zona centro y norte de la provincia de Santa Fe. Las autoridades provinciales anunciaron que ya se encuentra disponible una red de distribución gratuita de sueros anti veneno, tanto en hospitales como en centros de salud.


Mariana Maglianese, directora del Programa Provincial de Zoonosis y Vectores, aseguró a Reporte Dos (Cablevideo), que la estrategia inicial del Ministerio de Salud es que la gente concurra al centro de salud más cercano “el caso leve va a quedar en observación en el lugar donde fue la consulta; el caso moderado, o grave, si tiene el anti alacrán lo aplica el centro de salud, y, en el caso de no tenerlo, se deriva inmediatamente”, indicó la funcionaria.
Según detalló Maglianese, “esta política ha sido muy exitosa, en el sentido de que se han corregido las distancias, con una lógica de que cada casi 70 u 80 kilómetros haya un efector que tenga el anti veneno y tenga el equipo para aplicarlo”. Así, consideró que el riesgo es “mínimo”, y que “baja la mortalidad, muchísimo”: “hemos tenido muy pocos casos mortales en los últimos cinco años y esto tiene que ver con esta dinámica de trabajo”, manifestó la especialista.
En tal sentido, la funcionaria explicó que “en la zona de San Jorge, Pellegrini, María Juana se han detectado bastante”, a tal punto que, inclusive, la provincia realiza anualmente una recolección de alacranes para el Instituto Malbrán, que también toma especímenes provenientes de Buenos Aires, Entre Ríos y Córdoba, porque, si bien “la ponzoña es del mismo alacrán, el mismo género, la misma especie, la nuestra suele ser un poquito fuerte”. “Entonces, para neutralizar, se necesitan algunas ampollas más”, concluyó.