Ante el parlamento surcoreano, el presidente estadounidense volvió a advertir al líder del régimen. “Creo que entienden que tenemos un poder militar incomparable”, aseveró.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió hoy al gobierno de Corea del Norte no subestimar ni poner “a prueba” a los gobiernos de Washington y Seúl y a la comunidad internacional, al hablar ante el Parlamento surcoreano.

“Hablo en nombre no sólo de nuestros países, sino de todas las naciones civilizadas cuando le digo al Norte: no nos subestimen y no nos pongan a prueba. Defenderemos nuestra seguridad común, prosperidad compartida y sagrada libertad”, afirmó Trump en un discurso pronunciado ante la Asamblea Nacional (Parlamento) en Seúl.

“No permitiremos que ciudades estadounidenses sean amenazadas con la destrucción. Y no permitiremos que las peores atrocidades de la historia se repitan aquí, en esta tierra por la que luchamos y morimos”, añadió en referencia a la Guerra de Corea (1950-1953) y a las amenazas de Pyongyang contra territorio estadounidense.

El presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó que ve “ciertos movimientos” hacia un posible diálogo con Corea del Norte que deriven en una salida negociada a la crisis en la península, tras arribar a Seúl, segunda escala de su gira asiática.

“Estamos mostrando una posición muy fuerte, y creo que entienden que tenemos un poder militar incomparable”.

En su discurso, Trump calificó al régimen de Pyongyang como una “cruel dictadura”, pero ofreció al líder norcoreano Kim Jong-Un “un camino hacia un futuro mejor”.

“Las armas con las que ustedes se están haciendo no les darán más seguridad”, dijo Trump en su discurso. “Están poniendo a su régimen ante un grave peligro”.

Al llegar ayer a Seúl, en la mañana de Argentina, Trump había atenuado su discurso belicista hacia el régimen norcoreano al señalar en rueda de prensa que veía “ciertos movimientos” hacia un posible diálogo con el régimen de Kim Jong-un.

El mandatario estadounidense realiza una gira por diversos países asiáticos, que en pocas hora lo despositará en China, la segunda economía del mundo.

Comentarios