Fue en el marco de la presentación de su autobiografía “El Matador”, en el estadio mundialista cordobés.

El goleador de la selección argentina de fútbol en el Mundial de 1978, Mario Alberto Kempes, jugador clave en la obtención del título de ese certamen, fue reconocido en el estadio que lleva su nombre en la ciudad de Córdoba.

El ex jugador está en Argentina -actualmente vive en Estados Unidos- en el marco de la presentación de su libro, y entre los reconocimientos que recibió en la sala de conferencias del recinto mundialista cordobés, el presidente de Instituto, Gastón Defagot, le entregó una camiseta del club con el número 9 y el carnet de socio honorario.

“Soy hincha de Instituto, es el primer amor”, reconoció el ex futbolista.

El ‘Matador’ hizo un repaso de lo acontecido en el recordado Mundial del 78’, primera vez que se consagró la selección nacional, y dijo: “No fui yo solo el responsable. Hay que agradecer a todos los que integraron ese plantel. Nos costó una barbaridad llegar a la final y después conquistar el título. Ni se nos había pasado por la cabeza ser campeones, pero cada vez que jugábamos y ganábamos, se fue haciendo realidad”.

“Nosotros tratamos de hacer lo mejor para nuestro fútbol y lo mejor era jugar para los argentinos y para nosotros mismos. No la tuvimos fácil, fuimos criticados de pie a cabeza, pero demostramos que la Argentina, si quería, podía. Fue la primera estrellita y con orgullo, la disfrutamos todos”, agregó.

Estuvieron presentes  en la ceremonia otros integrantes de ese plantel que conducían César Menotti: Miguel Ángel Oviedo, Luis Adolfo Galván y José Daniel Valencia.