Rosario. Es para cubrir la brecha de $1,30 por viaje entre lo que paga ahora el usuario y lo que se fijó de valor actualizado ($10.99), en suspenso hasta 2018.

Desde octubre, el municipio destina 13 millones de pesos mensuales a las empresas del transporte urbano para evitar que suba el boleto a $10,99. Se trata de un aporte adicional que parte de las arcas locales para compensar una diferencia de $1,30 entre la tarifa actual y el precio que fijó por decreto la Intendencia a fin de septiembre en uso de las facultades que le cedió el Concejo, pero que quedó en suspenso hasta 2018. En paralelo, el Ejecutivo volvió a gestionar más subsidios nacionales al gobierno de Mauricio Macri de cara a la implementación del nuevo sistema, que debutará en el primer trimestre del año próximo.

La secretaria de Transporte y Movilidad, Mónica Alvarado, confirmó que desde el mes pasado el municipio transfiere unos 13 millones de pesos a las empresas Semtur, La Mixta y Rosario Bus para compensarlas por el desfasaje tarifario.

El aporte extra surge a raíz del decreto 2.141/17 firmado a fin de septiembre por Alvarado, la intendenta Mónica Fein, el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, y el de Hacienda, Santiago Asegurado, a través del cual el Ejecutivo utilizó el ajuste automático del boleto que le concedió el Concejo en 2015.

En aquella resolución, la intendenta subió el boleto un 13,5 % y llevó el viaje convencional (hoy en $9,70) a $10,99. Sin embargo, su entrada en vigencia quedó postergada hasta 2018 a través de otra norma que deberá emitir el gobierno municipal.

 

“Existe una diferencia de $1,30 en cada boleto que se paga en la actualidad respecto a la tarifa que se fijó y quedó en suspenso. Multiplicado por 10 millones de boletos que se abonan, da unos 13 millones que deben cubrirse”, precisó la funcionaria por La Ocho.

Alvarado confirmó que esa diferencia “se está cubriendo con transferencias que hace el municipio a las tres empresas del transporte, que se suman a los subsidios locales contemplados en el Fondo Compensador”.

Tarifas más caras

La titular de la Secretaría de Transporte y Movilidad remarcó que ese aporte adicional del municipio para evitar que suba la tarifa “se da en un contexto de incremento de los boletos en gran parte del interior del país, e incluso de subas anunciadas para la ciudad de Buenos Aires”.

En ese sentido, mencionó que la ciudad de Córdoba llevó días atrás “su boleto diurno a $15 y el que se paga por el servicio nocturno a $17, mientras que Capital Federal irá subiendo su boleto unos 50 centavos en el corto plazo”.

Por más subsidios

En ese marco, el municipio reiteró esta semana sus gestiones ante la Casa Rosada para conseguir mayores subsidios para el transporte de Rosario. Alvarado, y la gerente General del Ente de la Movilidad, Andrea Magnani, se reunieron con Guillermo Kramtzer, secretario de Gestión del Ministerio de Transporte de la Nación.

“Actualmente, un pasajero rosarino recibe la mitad de subsidios para viajar en colectivo que un usuario porteño, desde un fondo fiduciario que se nutre de impuestos a los combustibles que pagan todos los argentinos”, se quejó.

Además, la funcionaria advirtió que en el primer trimestre de 2018 entrará en vigencia el nuevo sistema, con coches nuevos y una fuerte inversión que deberán hacer las empresas adjudicatarias.

“Rosario contará con más colectivos en las calles y más kilómetros de recorrido, llegando a más barrios y ampliando la conectividad. Necesitamos que los fondos destinados a la ciudad acompañen a esta prestación”, remarcó.

Según la Intendencia, en la actualidad las compensaciones nacionales que permiten el sostenimiento del sistema no cubren la totalidad de los parámetros (colectivos, kilómetros de recorrido y agentes) que requiere el servicio urbano de Rosario.

FuenteLa Capital
Compartir

Comentarios