Bajo el lema “libertad a los presos políticos”, la multitud recorre el centro de la capital catalana.

Decenas de miles de personas se manifiestan por las calles de Barcelona en una nueva manifestación para pedir la libertad de los líderes independentistas catalanes encarcelados.

Bajo la consigna “libertad a los presos políticos”, con banderas catalanas y carteles que rezan “somos república”, la multitud recorre el centro de la capital catalana. A la cabeza van los familiares de los dirigentes encarcelados.

Diez líderes independentistas están en prisión preventiva como sospechosos de sedición y rebelión, ocho de ellos miembros del gobierno catalán que encabezaba Carles Puigdemont, ahora refugiado en Bélgica.

Inicialmente prevista para el 12 de noviembre, se adelantó al 11 para que tenga ecos de las grandes manifestaciones del 11 de septiembre, la fiesta nacional de Cataluña.

El acto fue convocado por las organizaciones Omnium y Asamblea Nacional Catalana, cuyos líderes, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, están también en la cárcel.

La presidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell, una independentista de peso que fue puesta en libertad bajo fianza esta semana tras comprometerse a acatar la ley, decidió no asistir a la marcha de hoy por recomendación de sus abogados, informó el diario La Vanguardia.

Según el auto del juez, ella y los diputados encausados por la proclamación de independencia del 27 de octubre manifestaron que o abandonaban la política o la seguirían ejerciando “renunciando a cualquier actuación fuera del marco constitucional”.

La marcha de este sábado ocurre con las elecciones regionales del 21 de diciembre en el horizonte, convocadas por el gobierno central de Mariano Rajoy tras cesar al ejecutivo catalán y disolver la cámara regional usando los poderes que le confiere el artículo 155 de la Constitución.

La intervención del gobierno central y los comicios están provocando una reorganización de la estrategia del independentismo. Los intentos de Puigdemont de crear un frente electoral independentista fueron por el momento en vano.

Sus hasta ahora socios de gobierno, ERC (Izquierda Republicana de Cataluña), ya presentaron su lista electoral en solitario liderada por el hasta ahora vicepresidente catalán Oriol Junqueras, uno de los políticos encarcelados.

La formación parte como favorita, según los sondeos, aunque sin mayoría absoluta y obligados a buscar, lo que podría dar pie a una reorganización de la política catalana, monopolizada en los últimos años por el debate sobre la independencia.

Comentarios