El futbolista y ex pareja de Nicole Neumann habló sobre qué significó en su vida el fin de su matrimonio, y cómo repercutió en el día a día con sus hijas. Un padre presente y dedicado a la familia, todas las intimidades del nuevo soltero más codiciado.

Nadie pudiera decir a simple vista que se trata de un hombre separado, salvo por un detalle que lo define en los últimos meses: siempre está acompañado por alguna de sus tres hijas. O por las tres. Ellas son Indiana, Allegra y Sienna.

Llegó a la entrevista con Infobae puntual, relajado y con ganas de hablar, de bermudas y estrictos anteojos negros. Había terminado de almorzar unas ricas hamburguesas en un local de Palermo con dos de las nenas. Pasaron más de cinco meses desde que se conoció la noticia de su separación con la modelo Nicole Neumann. A pesar de todo él está tranquilo.

Fabián Cubero es un futbolista nato con todas las letras. Para él, el fútbol es mucho más que su profesión. Es un estilo de vida, todo está atravesado por el fútbol.  “Es buena onda con todos y cariñoso con sus seres queridos”, parecen ser las dos ideas más repetidas cuando se consulta por él entre sus allegados. Nació en Mar del Plata y este año cumple los 39. Los 40 lo acechan pero él espera confiado, con alegría y muchas expectativas. Y él siempre tranquilo, como aquel sabio que intuye que todo saldrá bien.

En una entrevista a solas con Infobae, explicó por qué sus hijas son lo más importante de su vida, y ahondó sobre los motivos de la separación con su ex Nicole y cómo la locura mediática detrás de la noticia impactó en su vida personal.

-¿Por qué te dicen “Poroto”?

-Por la nariz. El apodo me lo puso mi abuela cuando era chiquito. Decía: “Ay, esa carita, tiene un porotito, tiene un porotito”. Así empezó y con le tiempo quedó Poroto.

-¿Y hay alguna “Porotita” en la familia?

-Sí, Sienna, la más chiquita, tiene la nariz igual. Parece una verdadera “Porotita”.

-Sos uno de los solteros más codiciados del país, ¿cómo te llevás con eso?

-Sí. Sigo soltero (risas). Tranquilo, tratando de no quemar etapas después de estar 10 años en un matrimonio, cortar con un proyecto tan importante de vida no fue fácil y mucho menos teniendo tres nenas. Tuvimos un proceso largo e intenso para que ellas se acomodaran un poquito.

-¿Hace cuánto tiempo se separaron con Nicole?

-Hace cinco meses más o menos. Es poco a mi entender, para las chicas es poco. Estoy muy dedicado a ellas y trato de aprovechar al máximo mi profesión, pero sin descuidar en este momento la salud de mis hijas. Creo yo que como padre, es cuando más atención les tengo que dar.  Y bueno, el tiempo dirá… si aparece un amor…

-Que la vida disponga sería un poco la filosofía…

-Seguro. No estoy buscando nada, simplemente esto que vos decís, que la vida disponga. Si en algún momento llega, llegará y tendrá que ser cuando tenga que ser. Yo todavía no estoy preparado mentalmente para enfocarme en alguna persona.

-Al principio, cuando te separaste, se te podía ver en programas de TV muy dolido por la situación.

-Sí, porque es un proyecto que uno apunta a extenderlo el mayor tiempo posible, no buscando mantener algo que no se puede mantener, pero uno arma un proyecto de familia a largo plazo donde querés justamente eso. Por algo me casé, por algo tuvimos hijas. Pero bueno, llegó un momento donde ya era insostenible. Cuando las dos partes no sienten lo mismo lo mejor es cortar con eso.

-¿Cuál fue el detonante? ¿Llegaste a decir hasta acá llegue?

-No, hubo varios, no hubo uno solo. Sí hubo desgaste, siempre lucharla, siempre tratar de que la cosa siga funcionando.

-¿Sentías que un lado remaba más que el otro?

-Exacto, porque yo siempre intenté salvar la pareja o tratar de que el matrimonio siga, principalmente por el proyecto que había armado. Así que tuve que poner la mente en frío, estar tranquilo y aceptar que se había terminado.

-¿Cómo es tu relación hoy con Nicole?

-Bien, bien, es buena…

-Generalmente después de la tormenta viene la calma y luego sigue la vida con los hijos…

-Sigue la vida. Hay algunos chispazos cada tanto pero tratamos de tener buena relación. Esto de no ser muy estrictos con el tema de los días, tolerancia de ambas partes…

-Se te ve muy calmo, un tipo tranquilo, ¿qué cosas “te sacan”?

-Todos somos distintos, es una realidad, y por ahí vemos la situación de distinta manera. Por ejemplo, no darle la atención que yo creo que hay que darle a los chicos es algo que me pone un poco nervioso y me saca un poco.

Yo estoy muy enfocado en mis hijas. Mi mente está puesta en ellas las 24 horas del día. Yo lo disfruto mucho, no lo hago por obligación. Lo hago porque entiendo que las nenas me necesitan y es algo que yo disfruto mucho. Ahora están acá en la entrevista y hoy me las llevé al entrenamiento conmigo. Son parte de todo.

-¿Y en la cancha sos tan tranquilo?

-No, en la cancha no. Estoy más agresivo, con más carácter. Hace muchos años que soy el capitán del equipo y justamente lo que tengo que demostrar es eso, firmeza, seguridad.

-¿Quién te gusta más: Messi o Maradona?

-¡Justo ayer unos chicos me preguntaron los mismo! Es muy difícil elegir a uno de los dos. Principalmente porque son de distintas épocas. Creo que hay que dividirlo por épocas y cada uno fue el mejor en su época.

-Pero si tenés que elegir a uno de los dos por historia, jugadas, carisma, por todo eso junto

-Hasta ahora con Maradona retirado, Maradona. Hasta ahora. El día de mañana vemos. Messi tiene recorrido, le falta. Quién sabe qué puede llegar a conseguir Lionel.

-¿Vas a ir al mundial?

-Me gustaría, pero se me complica. Si voy, tendría que ir con las nenas seguro. Es algo que me gustaría, pero a veces no dan los tiempos.

-Todas las semanas se te conoce un romance nuevo…

-¡Intuyen! (Risas) Lo tomo como parte del juego. Si me ven en algún restó hablando con vos, seguramente alguien saque una foto y no saben si sos una amiga, una prima. Me ven con alguien y ya lo meten en las redes sociales, sin saber quién es, pero no pasa nada.

-Siempre fuiste un persona pública en el mundo del deporte y Nicole en los medios en general hasta en programas de chimentos. ¿Cómo te sentís ahora estando solo ahí? De pronto se te ve solo en lo de Susana…

-Sí, estoy cómodo. Incluso hace un tiempo me invitó Mirtha para ir a la mesa, pero lo estoy postergando porque el domingo se me complica con el fútbol. En el fútbol me ha tocado ir solo, pero siempre a programas deportivos. Me tengo que adaptar, porque sé que ahora se cortó, y cada uno es noticia por su cuenta.

-¿Sos un tipo celoso?

-No, no, nunca lo fui.

-¿Perdonarías hoy una infidelidad?

-No. Para mí no. Es parte del respeto hacia la otra persona. Si hay una infidelidad es porque no hay amor, ya se cortó.

-Me contabas que tus hijas son parte de tu cotidianidad. ¿Cómo es un día tuyo?

-Atareado. En realidad yo estoy todos los días con las nenas. O sea, los días que me tocan a mí, las nenas duermen conmigo. Yo las llevo al colegio a las dos más grandes. Llevo a la chiquita al jardín y de ahí me voy a entrenar, así arranco a la mañana.  Cuando le tocan a la mamá yo me voy a entrenar, pero después, a partir del mediodía sí, estoy de lunes a viernes dedicado a ellas.

Nicole tiene un programa a la tarde y otro a la tardecita, entonces no puede ir a buscarlas al colegio, ni nada. De lunes a viernes las busco en el colegio, las llevo a hockey, a tenis, las voy a buscar a catequesis, a coro. No sé, ¡por favor que no me agreguen más! A veces tengo que ir dos veces al colegio. Igualmente hacemos “pool” con otra mamá con la que a veces nos vamos turnando.

-¿Cómo te golpeó que Nicole haya blanqueado el romance con Moyano?

-Fue medio extraño al principio porque fue como muy pronto, y fue una noticia que nosotros no queríamos que les llegue a las nenas.

-¿Les llegó?

-A la más grande sí, es inevitable, es muy difícil. Tiene 9 años, tiene amiguitas, ve tele, colegio, redes sociales. Ella no las maneja pero ve.

-¿Nicole te lo contó antes o directamente te enteraste por los medios?

-Directamente me enteré por los medios, porque fue justo el primer día que ellos se conocieron. Digamos, ellos se conocieron y al otro día empezó a salir todo, no hubo tiempo de nada. Al principio normal, entendiendo que esto iba a pasar, tanto de su lado como del mío iba a pasar. Por eso te digo, todas las personas somos distintas. Yo estoy en un proceso totalmente distinto y abocado a otra cosa. No estoy preparado hoy en día para una situación así. Pero ella lo tomó de otra manera, y hay que aceptarlo porque es su vida. En un momento le dije que trate de bajar un poco la exposición porque no queríamos que las nenas se enteren.

-¿Y te hizo caso?

-No, no. No era hacerme caso igual. Fue un consejo que yo le di, pero no lo tomó, y bueno, ahora estamos con ese tema de ver cómo manejamos la situación con la más grande, que entiende.

-¿Los jugadores de fútbol más o menos hasta qué edad juegan?

-Hasta la que tengo hoy (risas). Tengo 38, ahora cumplo 39…

-¿Qué te imaginás haciendo después de tu etapa futbolística?

-Estoy con varias cosas. Me propusieron hacer televisión, un programa de espectáculos, una onda como el de Pico Mónaco. Me propusieron dos productoras distintas reunirme para ver la posibilidad.

-¿Te gustaría ser técnico?

-Sí, también estoy viendo esa posibilidad. Tengo que ver si seguir en el mundo del fútbol o con lo otro. Y por otro lado tengo la idea de hacer una fundación que esté ligada al deporte y a la integración infantil, con una escuela de fútbol. Me gusta poder ayudar de alguna manera.

FuenteInfobae
Compartir

Comentarios