Rosario. Personal de Prefectura Naval Argentina (PFA) encontró este domingo el cuerpo del joven de 23 años que era intensamente buscado desde este sábado a la tarde cuando se arrojó al arroyo Saladillo, a la altura del velódromo.

Tras un exhaustivo rastrillaje por la zona en donde se había tirado el muchacho, identificado como Licuano Bejarano, los afectivos hallaron el cadáver a la altura del frigorífico Swift, cerca de las 11.

Según las primeras informaciones, Luciano se habría tirado al agua a nadar.

Intervino PNA la búsqueda y se dio aviso a la fiscal de Homicidios Culposos, Valeria Piazza.

El cuerpo de Bejarano fue remitido al Instituto Médico Legal para que se le practique la autopsia correspondiente.

FuenteEl Ciudadano
Compartir

Comentarios