No habrá impuesto a los vinos ni a las cervezas. Sí pagan las gaseosas. El fin del régimen para Tierra del Fuego será gradual. Gravarán Netflix.

El proyecto de ley de reforma tributaria que elaboró el gobierno nacional comenzó a circular ayer en la Cámara de Diputados de la Nación. La iniciativa contempla una rebaja gradual de aportes patronales y del impuesto a las ganancias para la empresas que inviertan. También contempla la suba de impuestos a las gaseosas, pero no al vino y la cerveza. El gravamen a los artículos electrónicos no producidos en Tierra del Fuego se reducirá sustancialmente, pero en forma gradual. Pagarán impuesto los servicios de internet, como Netflix, y subirá la alícuota que paga el servicio de telefonía celular. También estarán sujetos a imposición los plazos fijos a partir de ganancias de 52 mil pesos.

Todas estas reformas se llevarán adelante si el Congreso las aprueba. El gobierno nacional espera que la iniciativa sea tratada antes de fin de año.

A través de esta reforma el gobierno apunta a una rebaja gradual de la presión impositiva en cinco años. Entre los aspectos principales, se encuentran:

Ganancias: las empresas que reinviertan sus utilidades tendrán una rebaja de la alícuota del impuesto a las ganancias del 35 % al 25 %, a lo largo de un cronograma que finalizará en 2021. También de manera progresiva se podrá computar el pago del impuesto al cheque a cuenta de Ganancias. Se establece la creación de un impuesto de emergencia y se fija que todas las ganancias obtenidas por personas humanas o jurídicas sujetas al pago de Ganancias queden alcanzadas por una nueva tasa, de la que no se dieron mayores precisiones.

Aportes patronales: se implementa un mínimo no imponible para contribuciones patronales (las empresas sólo pagarán por el excedente). Las empresas no pagarán aportes patronales hasta una remuneración bruta de $12.000 para el 2022, en una escala que comienza el año próximo.

IVA: Se devuelve el crédito fiscal por IVA de manera anticipada a aquellas compañías que hayan hecho una inversión y no hayan podido recuperar lo aportado por ese impuesto en seis meses.

Netflix: el proyecto también incorpora como régimen al servicio de tributación a servicios hasta ahora no gravados de contenidos distribuidos por internet como Netflix, Spotify o Mercado Libre, prestados por sujetos residentes o en el exterior siempre que sean explotados en el país.

Renta financiera: se aplica una alícuota del 15 % para activos en dólares o indexados (bajo legislación nacional) y 5 % para activos de renta fija en pesos no indexados, con ganancias mayores a $52.000 en plazos fijos.

ITI: se elimina el impuesto a la transferencia de inmuebles, aunque se incorpora una alícuota del 15 % a la ganancia de capital por compraventa de inmuebles que no sean de uso del contribuyente.

Industria electrónica: Se dejó sin efecto la eliminación inmediata de impuestos internos a la venta de productos electrónicos que no se fabriquen en Tierra del Fuego y a los autos y motos de gama media. Sin embargo habrá una reducción progresiva de dichos impuestos: a partir de enero de 2018 estos productos tributarán el 10,5 % hasta llegar al 2 % en el 2023.

Telefonía celular: la iniciativa eleva del 4 % al 5 % la alícuota que grava “el importe facturado”.

Bebidas azucaradas: se mantiene la decisión de gravar con una alícuota del 17 % a las gaseosas azucaradas, a pesar de las quejas de empresas como Coca Cola y de las provincias azucareras.

Vinos: los vinos, las sidras y las cervezas quedaron excluidos pero el whisky tendrá que pagar 29 %, como también el coñac, brandy, ginebra, pisco, tequila, gin y vodka. El fernet pagará un 29 %.

Comentarios