El dato fue expuesto por el director provincial del Cudaio, Martín Cuesta. La cifra en el país supera las siete mil personas. La importancia de la donación de órganos forma parte de una política de salud, remarcó el profesional.

Martín Cuesta (LT10)

“Quiere vender su riñón para hacerle la fiesta de 15 años de su hija”. El título sorprende pero también enciende una luz de alerta. La información se difundió a partir del deseo desesperado de un hombre de 40 años, que vive con su familia en González Catán (provincia de Buenos Aires), y que tiene dos trabajos y es el último ingreso su hogar. El caso pone no deja de poner sobre el tapete la problemática de la donación de órganos.

Según explicó Martín Cuesta, director provincial del Cudaio, “la legislación argentina prohíbe el tráfico de órganos. Cuando el donante es cadavérico no se puede decidir. No recibe quién quiere, sino quién puede. Y no se dona a quién se quiere, sino a quién se puede”. En contacto con LT10, el profesional también indicó que “en el caso de los donantes vivos, la donación sí puede ser dirigida, en el caso de que se trate de familiares, si no tiene ese vínculo familiar el juez es quien tiene que autorizarlo”.

Sobre la formación de la lista de espera, Cuesta precisó que “hay escalas por gravedad, por cercanía, por tiempo de antigüedad en lista de espera. Hay pacientes más graves y otros menos graves. La lista de espera se genera a partir de la carga de los datos de los donantes que se incorporan a un sistema informático nacional de trasplante”. A partir de esa instancia, y de forma automática, se pueden determinar las compatibilidades “bioquímicas y antropométricas”, además de la edad y el grupo sanguíneo.

Finalmente, el titular del Cudaio aseveró que en la provincia de Santa Fe se encuentran más de 700 personas en lista de espera, en tanto en el país son más de siete mil. “En Santa Fe se han realizado 200 trasplantes a partir de donantes santafesinos. Es un número muy alentador. Está aumentando la cantidad de trasplantes a partir de la cantidad de donantes que en los últimos cinco años hemos podido duplicar en la provincia, habida cuenta desde ese momento se tomó la donación y el trasplante como una política de salud”, recalcó al concluir.

Comentarios