Ubicada en Colastiné Norte, la entidad popular perdió alrededor de seis mil ejemplares como consecuencia de feroz incendio. Con sumo dolor y desolación, su responsable Marcela Sabio narró lo sucedido.

Marcela Sabio (LT10)

Como consecuencia de un intenso incendio, durante la madrugada de este martes la biblioteca popular Juglares sin Fronteras sufrió pérdidas totales a raíz de un cortocircuito. Ubicada en Colastiné Norte, la entidad ya no tendrá más de seis mil ejemplares. Con suma angustia y desolación, la responsable y reconocida narradora oral de nuestra ciudad Marcela Sabio sostuvo que “hay cosas que no vamos a poder recuperar, tenemos libros que no se vuelven a editar, que vienen de otras partes del mundo. La mayoría de las cosas que se incendiaron eran piezas únicas”,  remarcó y aludió a su labor que la lleva a distintos puntos del mundo.

“Es muy difícil que lo podamos recuperar, había títeres, había reproducciones de vasija y de utensilios de cerámica que representan a nuestras etnias, un museo itinerante… Es mucho lo que hemos perdido”, enfatizó en contacto con LT10.

Devastada, Sabio recordó que el año pasado la casa sufrió los avatares de una inundación, y hace pocos meses fue blanco de un robo en el cual se sustrajeron “instrumentos renacentistas, consola de sonido, computadora. Y ahora esto”, se lamentó. También cuestionó que los bomberos tardarán más de una hora y 10 minutos en llegar al lugar. “Fue de tal intensidad que tuvimos que contener con una manguera los vidrios que explotaban, después llegó una pequeña camioneta de la policía con una bomba chiquita”, señaló la artista santafesina.

El germen de esta biblioteca fue la donación de la propia Sabio y la construcción que llevó adelante junto a su familia. Ante la voracidad del incendio, podría peligrar la edificación lindante que es la casa de la propia Sabio.

Comentarios