Será un evento sin precedente, en el marco de la primera Jornada Mundial de los Pobres. Antes, el papa Francisco celebrará una misa solemne junto a ellos en la Basílica de San Pedro.

En el marco de la primera Jornada Mundial de los Pobres, el Papa almorzará el domingo próximo en el Vaticano con 1500 personas necesitadas. El almuerzo tendrá lugar en la Aula Pablo VI, después de una misa que Francisco celebrará en la Basílica de San Pedro ante más de 4000 pobres, que llegarán no sólo de Roma e Italia, sino de otros países europeos como Francia, Bélgica y Polonia, entre otros, acompañados por personal de asociaciones de voluntarios.

La Jornada Mundial de los Pobres es una novedad del pontificado del papa Francisco, que al concluír el año pasado el Jubileo de la Misericordia, anunció su creación en la Carta Apostólica “Misericordia et Misera”. “Será una Jornada que ayudará a las comunidades y a cada bautizado a reflexionar cómo la pobreza está en el corazón del Evangelio y sobre el hecho que, mientras Lázaro esté echado a la puerta de nuestra casa, no podrá haber justicia ni paz social”, escribió el ex arzobispo de Buenos Aires en ese documento, de noviembre del año último.

Según adelantó hoy el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, organizador del evento, el almuerzo del Papa con 1500 pobres será una cita “festiva”, que será animada por la banda de la Gendarmería Vaticana y un coro de niños. Los otros 2500 pobres que participarán en la misa, que comenzará a las 10 de la mañana locales, no se quedarán afuera de ese momento: almorzarán en otros comedores que se levantarán en seminarios y colegios católicos de esta capital.

Servirán el almuerzo del Papa y los 1500 pobres, algo sin precedente, 40 diáconos de la diócesis de Roma y unos 150 voluntarios. En sus viajes por diversas diócesis italianas el Papa ya almorzó varias veces con pobres, pero nunca con tántos como el domingo próximo. El menú, ofrecido por un conocido restaurante romano -“Al Pioppetto”, de Sergio Dussin-, estará formado por un primer plato de pastas, un segundo de carne y verdures y un postre (tiramisú).

Un Hospital Móvil para los indigentes

En vista de la Jornada Mundial de los Pobres, gracias a la generosidad de diversas asociaciones, ONGs, empresas e instituciones médicas, se ha levantado en la Plaza Pío XII, a metros de la Plaza de San Pedro, una suerte de Hospital Móvil para pobres. Allí, hasta el domingo, de 9 a 16 se brindará atención médica a quien lo requiera, en forma gratuita. “Podrán hacerse análisis clínicos, visitas médicas especializadas de cardiología, dermatología, ginecología, andrología y de enfermedades infecciosas”, indicó un comunicado del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización.

En vísperas de la primera Jornada Mundial de los Pobres, el sábado habrá una vigilia de oración en la Basílica de San Lorenzo Extramuros, destinada al mundo del voluntariado. Esta iglesia de no fue elegida al azar, sino para recordar a un diácono de Roma que, al emperador que le reclamaba las riquezas de la Iglesia, le presentó a los pobres diciendo: “ellos son el verdadero tesoro de la Iglesia”.

FuenteLa Nación
Compartir

Comentarios