La Selección arrancó en ventaja por los goles de Banega y Agüero, pero los africanos lo dieron vuelta y se impusieron 4-2 en Krasnodar. La “Pulga” no estuvo presente y el técnico de la Selección probó variantes pensando en el Mundial.

En territorio ruso, Jorge Sampaoli perdió su invicto al frente de la Selección: su equipo estuvo en ventaja por dos goles, pero Nigeria torció la historia y se impuso 4-2. Lionel Messi no estuvo presente y se encendió una alarma camino al Mundial 2018.

En la primera mitad, la Albiceleste gozó del dominio de la pelota y abrió el marcador tras un grosero error del arquero africano, bien aprovechado por Éver Banega -de tiro libre-. Más tarde, una gran combinación entre Paulo Dybala y Cristian Pavón culminó con el tanto de Sergio Agüero, quien sumó crédito pensando en la lista mundialista.

Pero el cuadro africano reaccionó a falta de pocos minutos para el entretiempo y fue Kelechi Iheanacho el que dejó sin chances a Agustín Marchesín, con un tiro directo al borde del área. El descuento fortaleció a los nigerianos, que en el complemento salieron decididos a dar vuelta la historia.

 

 

Comentarios