Con excepción de San Luis, todas las provincias firmaron –con modificaciones- las propuestas de Nación para la reforma impositiva. En el caso de Santa Fe, el acuerdo estuvo supeditado a que Nación accediera a agilizar el pago de la deuda histórica: “yo amenacé con no firmar si no se agregaba ese artículo”, aseguró el gobernador Miguel Lifschitz.


Según confirmó a Radio Dos (Rosario) el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, la propuesta, “de partida era bastante negativa para las provincias, y especialmente para Santa Fe, porque nos obligaba a renunciar a un juicio ganado, como era el juicio por la deuda de coparticipación”, pero “entre ayer y hoy logramos revertir esa situación y mejorar, muchísimo, la propuesta original, que termina siendo creo que una propuesta razonable”.

En el caso particular de Santa Fe, la adhesión al acuerdo estuvo supeditada a que Nación agilice el pago de la deuda histórica: “yo amenacé con no firmar si no se agregaba ese artículo”, aseguró el mandatario. Por eso, “antes del 31 de marzo, tiene que estar resulta la forma de pago y el valor de la actualización para comenzar a saldar la deuda y esto está suscripto no solamente por el Gobierno Nacional, a través de la firma del Presidente, sino por la totalidad de las provincias, o sea que es un aval muy importante”, indicó. “Otra cosa muy importante que surge de este convenio –prosiguió- es el desistimiento de la provincia de Buenos Aires que había planteado en la Corte por el Fondo del Conurbano, esto por allí la gente no lo interpreta claramente, no lo conoce, pero si eso hubiera avanzado y hubiera llegado a un fallo favorable, hubiera significado un impacto económico muy fuerte sobre todas las provincias restantes”.

“Por otra parte, también se incorporaron una serie de cuestiones a la cláusula que habla sobre las actualizaciones sobre las actualizaciones de las jubilaciones nacionales, para morigerar ese impacto, para que sea la actualización por inflación, pero también con algún plus que permita recuperar el poder adquisitivo de las jubilaciones”, explicó el Gobernador. Al mismo tiempo, adelantó que, mediante el acuerdo, “se incorpora el concepto del 82% móvil para las jubilaciones mínimas, pero ya es un primer avance volver a plantear en el nivel nacional, aunque sea para el universo de las jubilaciones mínimas, el 82% móvil” así como “una cláusula referida a jubilaciones de privilegio”.

Respecto de la reforma impositiva propuesta por el gobierno central, Lifschitz anunció que se convino “un criterio flexible que comienza en el 2018 pero que se prorroga, por varios años, para que paulatinamente podamos ir unificando, homogeneizando en todo el país los criterios y las alícuotas en materia de ingresos brutos que afecta al sector privado”.
Finalmente, el mandatario recordó que, si bien en la reunión se acordaron los puntos clave del acuerdo, “esto va al Congreso, así que, seguramente, los diputados y senadores van a ser más específicos”. “Yo creo que, en principio, es un acuerdo razonable para todas las partes”, finalizó.

Miguel Lifschitz – Radio 2