El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal italiano Pietro Parolin, aseguró anoche que es “prioritaria una mayor cohesión social” para América latina y advirtió sobre los riesgos de las “autocracias” en la región.

“El crecimiento económico que América latina experimentó hace algunos años representa un estímulo para el desarrollo también de otros continentes”, aseveró Parolin.

“Este incremento del comercio, de las exportaciones, de la producción agro-industrial, debería garantizar un crecimiento con equidad y solidaridad para toda la población. Pero todavía queda mucho por hacer para una plena y efectiva independencia”, aseveró.

El cardenal presentó anoche el nuevo libro del vicepresidente de la Comisión Pontificia para América Latina, Guzmán Carriquiry, “Memoria, coraje y esperanza”.

En ese circunstancia, Parolin planteó la necesidad de “garantizar un desarrollo autónomo y un crecimiento de larga duración” durante su exposición en el evento del que participó, entre otros, el presidente de la pastoral social de Buenos Aires Carlos Accaputo, de visita en Roma.

“Los beneficios del crecimiento económico deben ser distribuidos de manera equitativa entre toda la población sin que una pequeña clase en el poder los usufructúe mientras la mayoría permanece excluida”, reclamó Parolin, integrante del consejo de nueve cardenales asesores del papa Francisco para la reforma de la Curia.

“El de la desigualdad social es un aspecto que muestra la necesidad de garantizar a todos los medios para vivir de una manera digna. Hay que continuar con tenacidad el proceso de emancipación de amplios sectores populares que hoy están excluidos de la sociedad”, pidió.

El también ex nuncio (embajador) de la Santa Sede en Venezuela, aseveró que “hace falta, y es prioritario, una mayor cohesión social y una mayor tutela de la dignidad humana”.

“Cada persona debe tener el derecho a vivir en su país sin temer las violencias de minoritarios grupos ideologizados que siembran odio y división. Es necesario llevar adelante la democracia que se afirmó en muchos países de la región y que en otros se está consolidando, buscando de mitigar cada deriva autocrática”, concluyó Parolin.