Fue en el marco del conflicto originado tras el disparo de 65 trabajadores en la planta ubicada en Villa Gobernador Gálvez.

Ayer en la sede de Rosario del Ministerio de Trabajo de la provincia se concretó una nueva audiencia de negociaciones para destrabar el conflicto de los trabajadores de la empresa Unilever. Del encuentro participaron los ministro de Trabajo y el Ministro de Producción,  Julio Genesini y Luis Contigiani, respectivamente.

Al respecto, esta mañana por Aire de Santa Fe, el ministro Julio Genesini explicó que el próximo 7 de diciembre vencerá la conciliación obligatoria, por lo que aseguró que “desde el gobierno provincial queremos llegar a un acuerdo satisfactorio para todas las partes, para garantizar la tranquilidad y la paz social de los trabajadores”.

El ministro manifestó que durante el encuentro “se esperaba que la parte empresaria presentara un plan de inversión a corto y a largo plazo, a lo que no se presento ningún detalle técnico de lo que va a ser en términos de inversión”. “Fue una situación donde quedó en Unilever, a mi modo de ver, una situación poco sustentable, poco fundamentada. En referencia la decisión de deseemplear a los trabajadores, Genesini consideró que de parte de la empresa javonera “no hubo un argumento convincente que pueda justificar que 65 familias santafesinas se queden sin trabajo”.

“Les pido responsabilidad social, porque detrás de un trabajo no hay solamente una cuestión de rentabilidad o de números, hay una familia, y un proyecto de vida”, puntualizó.