Así se expresó el diputado provincial Jorge Henn en el marco del tratamiento de la Ley PyMES Santafesina, aprobada en la Cámara de Diputados en la sesión del jueves por la tarde.

Las declaraciones del ex vicegobernador Henn fueron contundentes al respecto. Mencionó que en el peligroso contexto de reformas que se está dando en Argentina y que pone el ojo en la recaudación y en el achique del Estado, no podemos más que estar atentos y defender nuestras PyMES, principal fuente laboral de los argentinos.

“Defiendo a las PyMES porque son mucho más que empresas, tienen arraigo, sus dueños son vecinos, los trabajadores son vecinos de los dueños, y las decisiones de las PyMES se toman acá” aseguró.

En cuanto a la provincia de Santa Fe, la encendida defensa de las PyMES encontró asidero en las estadísticas. Los números muestran que más del 96 por ciento de los establecimientos industriales son pequeñas y medianas empresas, y generan más del 50 por ciento del empleo.

Por lo mismo, no sólo se plantea la necesidad de ofrecerles mejores condiciones para su fortalecimiento sino y fundamentalmente para crear nuevas. “Y ahí, debe estar el Estado” remarcó el referente radical y finalizó diciendo “quizás esta sea la diferencia principal con la mirada liberal del gobierno nacional.”

Sin dudas, este proyecto de Ley, que hoy cuenta con media sanción, se inscribe en el centralismo que el gobierno santafesino ha otorgado a las PyMES en el entramado productivo. “La voluntad política es clara: El Estado debe estar presente en cada PyME con problemas, en cada rincón de la provincia donde haya que defender un puesto de trabajo” declaró .

Uno de los aspectos centrales de la Ley es que contempla la necesidad de las PyMES de contar con una garantía sólida. La Ley prevé que el Estado provincial pueda constituir una Sociedad de Garantía Recíproca destinada a asistir a micro, pequeñas y medianas empresas.

De esta forma la ley posibilitará un aval a través de esa sociedad y así dará inclusión financiera a empresas, sobre todo medianas.

Por otro lado, para las empresas nuevas o más chicas, la ley prevé un Fondo de Inversión y Desarrollo para poder darles créditos, dado que hoy estas operaciones no son apetecibles para el sector financiero.

Comentarios