Estados Unidos desplegará seis cazas furtivos F-22 Raptor y cuatro F-35 en las maniobras aéreas conjuntas con Corea del Sur que realizarán ambos países a principios de diciembre.

Los aviones participaran en los ejercicios “Vigilant ace”, que tendrán lugar entre el 4 y el 8 de diciembre, según confirmó un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano, citado pero no identificado por EFE.

Se trata de la primera vez que Estados Unidos despliega seis F-22 a la vez en la península de Corea, después de que Washington hizo ejercicios este mes con tres portaaviones nucleares -algo no visto en una década- cerca de aguas norcoreanas.

Los F-22, que son cazas capaces de ejecutar ataques de precisión sin ser detectados por los radares, volarían a la zona donde tendrá lugar el ejercicio desde su base en Kadena, en la isla japonesa de Okinawa, y durante los días que duren las maniobras permanecerían estacionados en bases estadounidenses en Corea del Sur.

Además, hasta cuatro cazas furtivos F-35 tomarían parte en “Vigilant ace”, un ejercicio bianual que simula despliegues defensivos en caso de guerra, aclaró la agencia de noticias coreana Yonhap.

Este despliegue -al igual que el de los tres portaaviones- se enmarca en el acuerdo alcanzado recientemente entre Washington y Seúl para incrementar el “despliegue rotacional” de activos estratégicos estadounidenses en la península coreana con el objetivo de presionar a Corea del Norte para que abandone su programa nuclear.

Comentarios