Una guerra contra Corea del Norte es uno de los escenarios considerados por el Ejército ruso, que está preparado para enfrentar una situación de este tipo, advirtió Moscú.

Al respecto, el jefe del consejo de seguridad ruso, Nikolai Patrushev, afirmó hoy que “Rusia no será tomado por sorpresa” de presentarse esta situación extrema, aunque aclaró que Moscú apunta a una solución diplomática de la crisis.

“Estamos haciendo cálculos, preparativos: no será una sorpresa para nosotros”, dijo Patrushev, citado por la agencia estatal de noticias Ria Novosti, al responder si Rusia está trabajando en una respuesta a las hostilidades potenciales en la región.

Sin embargo, resaltó que “si el escenario bélico no puede ser excluido, debe ser evitado a toda costa”.

“Una guerra no está en el interés de Rusia”, que tiene una frontera común con Corea del Norte, abundó.

“Si hay una acción militar, y sabemos que algunos países no la excluyen, entonces podrá haber una serie de problemas, incluso para nosotros”, concluyó.

Por su lado, el diputado Kazbek Tasayev dijo que Pyongyang está dispuesto a negociar pero no confía en ningún país excepto Rusia, tras regresar de Corea del Norte con una delegación de parlamentarios.

Según afirman los diputados, los representantes norcoreanos comunicaron a la delegación rusa que, desde su perspectiva, “Estados Unidos sigue amenazando a Corea del Norte”, lo que justifica los ensayos de los misiles.

FuenteTélam
Compartir

Comentarios