Luego de muchas especulaciones, parte de la verdad salió a la luz.

Luego de generar un tremendo revuelo en Twitter, donde le pidió a su ex pareja que le diga la verdad “a los suyos y a la sociedad”, Luciana Salazar (37) reapareció en la red social antes mencionada para confirmar y a su vez aclarar algunas versiones sobre su enojo con Martín Redrado (56).

Desde Miami, ciudad a la que viajó para recibir a Matilda, la hija que tendrá a partir de la subrogación de vientre, la mediática se refirió a los rumores que giran en torno a su descargo en las redes sociales por un supuesto plantazo que recibió de parte de su ex, con quien compartió los últimos siete años de su vida.

“Luciana se enojó con Martín porque le había prometido acompañarla a buscar a la beba y a último momento no fue”, escribió la cuenta de Twitter @lamascarada.

Ese mensaje fue compartido por Analía Franchín junto a la palabra “exacto” y rápidamente Luciana salió a aclarar los tantos.

“No, ¡no es sólo por eso Analía! Te contaron la historia incompleta. ¡Como siempre! Te diría que cambies de informante o que el protagonista sea honesto”, explicó la blonda en la red social del pajarito.

Pero eso no fue todo. Es que, minutos después de contestar ese mensaje, la ex novia del polémico economista agregó: “Como dudo que mi pedido sea cumplido, como tampoco lo fue por privado. Indudablemente tendré que bancarme este momento que me afecta pero con todas las energías puestas en que en pocos días este dolor no será en vano. Se viene lo mejor de mi vida”.

En tanto, Analía le respondió: “Lu, el mismo informante que desmentiste cuando asegure que venía un bebé en camino. Si no querés especulaciones, deja de jugar al Agente 86”.

Salazar aclaró: “Si el protagonista que te cuenta sólo la parte que le conviene. No soy tonta sé cómo opera”.

Mientras tanto, la panelista de El Diario de Mariana (El Trece, a las 14.30) Noe Antonelli dio otra versión del caso: “Me cuentan que ‘la historia completa’ es que Redrado es el padre de Matilda y tenía hasta el miércoles para contárselo a sus otros hijos, algo que aún no hizo. Vos me dirás @lulipop07 si estoy en lo cierto”.

Llamativamente, la respuesta de la rubia jamás llegó y ese silencio, claro está, levantó más sospechas al respecto. Por eso, muchos comenzaron a preguntarse si el ex presidente del Banco Central Argentino sería el papá de la beba que está a punto de nacer.

Pero eso no fue todo. Es que, este domingo, una de las mejores amigas de Luciana, Yamila, quien inclusive viajó a Miami para acompañar a su par, explicó en Ponele la firma (América, a las 19) los motivos que originaron la furia de la modelo.

“Martín tendría que estar acá porque es lo que le prometió a Luciana”, afirmó la mujer en diálogo con Marcelo Polino, donde también contó que el economista suspendió el viaje el viernes y su excusa fue que tuvo un problema con una transacción que estaba haciendo con un banco.

Entonces el también jurado del Bailando 2017, es decir Polino, explicó que se refería a la venta del banco Finansur, de Cristóbal López, que finalmente no se pudo hacer.

“Con todo esto, Luli está muy triste. Fue algo que lo soñaron juntos y él le prometió que iba a estar acá. Es un momento muy importante para ella. Luciana cumplió con un montón de cosas que él le pidió. Él debería estar acá, no voy a decir los motivos, pero él tendría que estar acá”, siguió la amiga, y luego afirmó: “Yo no hablaría tanto de una ex pareja”.

Cabe destacar que hace pocos meses, cuando la rubia confirmó en la revista Gente la inminente llegada de su primera hija, ella también habló del donante de la beba, quien habría sido seleccionado de una larga lista de candidatos.

Y al respecto dijo: “Mi donante es un estudiante de 26 años, que juega al fútbol americano -por lo que vi-, y con una familia que me hizo acordar mucho a la mía. Eso me gustó. Todos tienen ojos rasgados, como yo: ¡Mi hija será muy chinita! Pero lo que más me sedujo fue su sonrisa: enseguida la proyecté en la carita de Matilda”.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios