Se conocieron los valores de sus prendas y la destrozaron en las redes.

Wanda Nara (30) cambió el perfil. Desde que se fue a Italia, donde vive con su marido Mauro Icardi (24), la mediática se alejó de los escándalos televisivos y comenzó a explotar su faceta como empresaria.

Primero se dedicó a manejarle la carrera al delantero, una de las estrellas del Inter. Luego se animó a publicar y promocionar un libro para chicos (Campione in campo e nella vita / Campeón en la cancha y en la vida) y ahora, como si eso fuera poco, lanzó su colección de ropa.

“Me encanta trabajar. Lo hago desde muy chica y amo hacerlo. Hice de todo. Cuidé chicos siendo niñera, trabajé de camarera, atendí un negocio de ropa y hasta animé fiestas infantiles… Y todo lo que hacía me parecía poco. Empecé ganando diez pesos la hora”, contó dos meses atrás en una entrevista con la revista Caras.

“Por eso me da mucha risa cuando me instalan eso de ‘esposa de jugador que no hace nada…’. No es mi caso ni nunca lo fue. Hoy podría vivir sin trabajar porque además de siempre haberlo hecho, me ocupé de invertir lo que gané pensando que eso me permitiría no sufrir esa necesidad de tener que hacer algo”, completó.

Quizá por eso, con esa idea de “inversión”, es que Wanda lanzó su línea de ropa. Y, bajo el nombre Wan Collection, la presentó este lunes. Pero no todo fue color de rosas: las críticas no tardaron en llegar.

Al entrar al sitio web, en el que hay un shop online, muchos advirtieron los exorbitantes precios de las prendas y sobre eso se generó un intenso debate en las redes.

En resumen, Nara cobrará 200 euros (cuatro mil pesos) por un jogging, 90 euros (1800 pesos) por una remera básica blanca y 300 euros (seis mil pesos) por una campera estilo “bomber”, entre otras cosas.

“Si alguien está dispuesto a pagarlo a ese delirio se merece que se lo cobren” y “es un robo a mano armada” fueron algunos de los comentarios que realizaron algunos usuarios de Twitter. Otros fueron más irónicos: “¿Viene con los $3500 de vuelto en el bolsillo?”.

FuenteClarín
Compartir

Comentarios