Para evitar reacciones negativas a nivel respiratorio y mejorar nuestra salud pulmonar podemos incluir en neutra rutina diaria el consumo de estas infusiones naturales con propiedades depurativas.
Los pulmones son unos órganos muy importantes para nuestra vida, ya que son los responsables de proveernos el oxígeno que requieren nuestras células y, de paso, se encargan de expulsar el dióxido de carbono mediante la espiración.

Sus funciones van mucho más allá de los fines respiratorios pues, entre otras cosas, son necesarios para filtrar las partículas y agentes nocivos que están en el ambiente.

El problema es que son tan complejos y delicados que, algunas veces, su salud se ve comprometida por la acumulación de toxinas y varios tipos de infecciones.

Como consecuencia, se desencadenan una serie de reacciones negativas a nivel respiratorio, y se generan varias enfermedades que pueden afectar la calidad de vida.

Por fortuna, hay varios ingredientes de origen natural que, tras ser ingeridos, le brindan un apoyo a este sistema para mejorar su capacidad de depuración.

En esta oportunidad queremos compartir 8 saludables hierbas cuyas propiedades protegen y mejoran la salud pulmonar.

  1. Tomillo

tomillo

El tomillo es una de las hierbas que se recomiendan para el alivio de la irritación y congestión de las vías respiratorias.

Sus aceites esenciales ejercen un efecto antibiótico, antifúngico y antiinflamatorio que, además de fortalecer el sistema inmunitario, promueve la limpieza de los pulmones.

Tanto el consumo de su infusión como la inhalación de sus vapores pueden servir como remedio para estimular la eliminación de las toxinas retenidas en el sistema.

  1. Raíz de regaliz

La raíz de regaliz es una de las hierbas de la medicina tradicional china que se ha hecho popular en todo el mundo por sus múltiples aplicaciones medicinales.

Sus compuestos antiinflamatorios y analgésicos disminuyen la inflamación de los conductos respiratorios y la garganta. Así, facilitan el paso del oxígeno hacia las células.

De paso, contribuyen a suavizar las membranas mucosas del cuerpo, incluyendo las que recubren los pulmones y la garganta.

Sus efectos expectorantes y antibacterianos ayudan a eliminar el exceso de flemas, controlando la congestión y las dificultades para respirar.

Esto, sumado a sus nutrientes esenciales, aumenta la respuesta inmunitaria del cuerpo ante la presencia de virus y bacterias.

Por si fuera poco, aporta cantidades significativas de flavonoides, unos antioxidantes que inhiben el daño celular para prevenir el cáncer de pulmón.

  1. Orégano

Aceite de orégano

El orégano es una hierba aromática que se destaca por su alto contenido de ácido rosmarínico y carvacrol, dos antioxidantes que ayudan a frenar la producción de histamina en casos de alergias respiratorias.

Sus agentes antiinflamatorios y expectorantes contribuyen a despejar las vías respiratorias, facilitando la eliminación de las flemas y las toxinas retenidas en los pulmones.

El aceite natural que se obtiene de sus hojas es un efectivo remedio contra las infecciones bacterianas, como la gripe o el resfriado.

  1. Llantén

El llantén se ha utilizado desde la antigüedad como un potente remedio que alivia la irritación de las membranas mucosas en los pulmones y la garganta.

Es una solución 100% natural para el tratamiento de la tos y, de hecho, concentra sustancias antibióticas y antiinflamatorias.

  1. Salvia

Salvia

La bebida natural de salvia es un remedio natural contra la irritación de los pulmones, sobre todo en los pacientes fumadores.

Sus compuestos antibacterianos y depurativos ayudan a remover los compuestos tóxicos que se retienen en sus tejidos. Así, brindan alivio a la congestión y las dificultades respiratorias.

  1. Eucalipto

El aroma refrescante del eucalipto se ha aprovechado desde hace cientos de años como un complemento para promover la salud pulmonar.

Aunque no todos toleran sus compuestos, la mayoría suele encontrar un alivio rápido de la congestión, la tos y la irritación de los conductos nasales.

Su compuesto activo, el cineol, le confiere una acción expectorante y antiinflamatoria que ayuda a tratar afecciones como la bronquitis, el asma y los resfriados comunes.

Además, aporta poderosos antioxidantes que contribuyen a fortalecer el sistema inmunitario.

  1. Hierbabuena

Cómo preparar infusión de hierbabuena

La hierbabuena y su aceite esencial contienen mentol, un ingrediente popular en el tratamiento de las enfermedades pulmonares.

Esta sustancia relaja los músculos lisos de las vías respiratorias y promueven la respiración normal, en especial en los casos de congestión.

También cuenta con propiedades antihistamínicas y desintoxicantes que ayudan a frenar los síntomas de las alergias respiratorias.

  1. Gordolobo

Las hojas y las flores de la planta de gordolobo tienen sustancias activas que ayudan a fortalecer y purificar los pulmones.

Sus extractos naturales promueven la eliminación de las toxinas y, de paso, controla la producción excesiva de mocos y la inflamación.

¿Te aqueja alguna dificultad respiratoria? Si es así, no dudes en probar alguna de las hierbas mencionadas para restablecer tu salud pulmonar

FuenteMejor con Salud
Compartir

Comentarios