“Los musulmanes deben permanecer unidos frente a ese gran complot”, pidió el presidente iraní Hassan Rohani.

Irán “no tolerará una violación de los lugares santos musulmanes”, afirmó este miércoles el presidente iraní Hassan Rohani al criticar la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

“Los musulmanes deben permanecer unidos frente a ese gran complot”, agregó el presidente durante un discurso antes responsables iraníes

La advertencia sucede horas antes de que esta tarde Trump anuncie oficialmente en un discurso en la Casa Blanca su decisión de trasladar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, dándole a la disputada Ciudad Santa el estatus de capital de Israel.

El ayatollah Ali Jamenei, la máxima autoridad de Irán, calificó como un gesto de debilidad la intención que tiene Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel, un paso que no detendrá la liberación de Palestina de la ocupación israelí.

“Declarar Jerusalén capital de la Palestina ocupada muestra tan sólo la desesperación y la incapacidad de acción (de Estados Unidos e Israel)”, dijo.

Ese paso pone de manifiesto de nuevo que Estados Unidos e Israel no pueden sacar adelante los objetivos que se han propuesto en Palestina. “Pero al final Palestina será liberada y tanto los palestinos como el mundo islámico resultará vencedor”, dijo el ayatollah, que según la Constitución iraní tiene la última palabra en todas las cuestiones estratégicas.

Comentarios