El presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Daniel Erbetta, realizó un balance del año en el que le tocó presidir el máximo tribunal de la provincia.

Y sostuvo que el sistema de enjuiciamiento penal con el que actualmente cuenta Santa Fe hubiese evitado el uso político o discrecional de las investigaciones como las que en la actualidad se ven en el porteño Comodoro Py. Es que una causa deja de ser en Santa Fe potestad de un solo juez; de esta manera no se puede dormir o archivar el proceso al antojo de un magistrado.

Erbetta se pronunció sobre las detenciones ordenadas por el juez federal Claudio Bonadío por el delito de traición a la Patria: “He leído la denuncia de Alberto Nisman. He leído la resolución del juez Daniel Rafecas (que la desestimó). He leído el Memorándum de Entendimiento con Irán que aprobó el Congreso de la Nación. No puedo opinar sobre el fallo de Bonadio porque no lo leí. Lo que sí puedo decir, como alguien que tiene unos cuantos años estudiando la materia penal, es que en la denuncia de Nisman no vi ningún delito. Tampoco vi delito en el contenido del memorándum y muchos menos la posibilidad de imputar el delito de traición a la Patria, y máxime cuando el memorándum ni siquiera llegó aplicarse”.

“Aunque la denuncia tuviera relevancia jurídico penal, quedaría dentro de lo que en Derecho se llama acto preparatorio. Los actos preparatorios no son punibles. No conozco los argumentos de la resolución de Bonadio que, evidentemente, tiene un impacto muy grande por todo lo que ha pasado y viene pasando en el país”, agregó Erbetta.

El ministro de la Corte provincial hizo un paralelismo entre el sistema de enjuiciamiento que se emplea en Comodoro Py y lo que sucede en Santa Fe: “No tengo la más mínima duda que de implementarse un sistema basado en audiencias públicas y orales y donde ningún juez es dueño de la causa, evitaría mucho de los problemas y las cuestiones discutidas y tan complejas que surgen en los últimos años de Comodoro Py. Lo digo como estudioso de los sistemas de justicia penal. No tengo dudas de que una buena parte de la resistencia a la implementación del nuevo Código Penal de la Nación que adhiere a un modelo como el que tenemos en Santa Fe viene de Comodoro Py. No en vano su implementación fue suspendida y establecieron una serie de términos para empezar a aplicarlo parcialmente en las provincias del norte.

“Un sistema como el de Santa Fe hace muy transparente la cuestión judicial, pero además no permite que un juez pueda adueñarse de un caso para manejarlo dentro de un departamento con la discrecionalidad que le permite trabajar en un expediente, por escrito y sin mostrarle la cara a nadie”, sostuvo.

Para el magistrado, el sistema de audiencias públicas y orales y sin expediente tampoco permite que un juez pueda manejarle los tiempos. Tenerlo tres años y archivarlo, por ejemplo. “En el sistema como el de Santa Fe, el fiscal pide la audiencia y el juez tiene que ir a poner la cara delante de las partes en la audiencia pública. Y probablemente no sea el mismo juez el que interviene en los distintos actos procesales de un mismo caso”, detalló Erbetta.