Para deshacerte del mal olor que adquiere la ropa después de una temporada en el armario basta con aplicar unos sencillos consejos que nos evitarán el tener que llevarla a la tintorería.

A veces el mal olor de la ropa queda impregnado incluso después de haberla lavado.

También es muy común ponerse prendas como chaquetas y percibir de pronto ese olor a armario, a naftalina y a tela vieja que tanto incomoda.

Nos queda claro que no hay nada como un buen lavado; sin embargo, en ocasiones, necesitamos otras alternativas rápidas y eficaces cuando la propia lavadora no nos ofrece el resultado que esperábamos.

Si te ha pasado alguna vez y buscas una estrategia eficaz, toma nota de estos 5 consejos. Estamos seguros de que te servirán de gran ayuda.

  1. Vapor y vinagre para quitar el mal olor de la ropa

La estrategia que te presentamos en primer lugar te puede sacar de un apuro. Imagina que te levantas por la mañana y, al ponerte tu camisa favorita, notas que, efectivamente, huele a armario, a humedad y a espacio cerrado.

No pasa nada, tenemos una solución eficaz. Ve a la ducha y abre el agua caliente. La idea esencial es que el propio vapor elimine el mal olor de la prenda. No obstante, toma nota de cómo debemos hacerlo.

Qué necesito

-Un cubo de agua muy caliente

-½ vaso de vinagre (100 ml)

Cómo lo hago

Cierra el baño y coloca cerca de la ducha la camisa, colgada en una percha.

Bajo la pieza de ropa sitúa un cubo lleno de agua caliente donde hayas diluido el vinagre.

Dúchate con normalidad, y permite que se cree una atmósfera húmeda y con vapor. Esta combinación se impregnará en la camisa para quitarle el mal olor.

  1. Cuelga tu ropa en lugares abiertos

 Tender la ropa dentro de la casa

Para eliminar el mal olor de una pieza de ropa en concreto nada mejor que tenderla al aire libre.

No obstante, recuerda que con “mal olor” entendemos solo esa incómoda huella a humedad, a esa camisa o chaqueta que adquiere el clásico olor a húmedo y nunca a axila o a suciedad. En estos últimos casos, la única opción posible es el lavado ordinario.

Así pues, recuerda, un modo infalible de conseguirlo es colgar la ropa en un balcón, terraza o en una ventana abierta. El aire que pase por las fibras de la tela eliminará esos olores incómodos.

  1. Tus vaqueros al congelador

La propuesta suena, sin duda, algo extrema. Ahora bien… ¿Con qué fin vamos a poner nuestros vaqueros en la parte más fría de la nevera?

vaqueros-congelador

Básicamente para “eliminar” esa bacterias que propician el mal olor tan habitual en esos vaqueros que llevaban demasiado tiempo en un cajón.  Te explicamos cómo hacerlo.

Pasos para eliminar el mal olor de tus vaqueros

-Dobla tus vaqueros cuidadosamente y mételos en una bolsa hermética.

-Ponlos en el congelador durante 40 o 45 minutos.

-Pasado el tiempo indicado, retíralos del congelador y cuélgalos unos minutos para que el aire fresco termine de eliminar esas bacterias que crean el mal olor en este tipo de ropa.

  1. Amoniaco para las chaquetas o abrigos 

Algo que a todos nos ocurre es que, cuando llega el invierno y sacamos los abrigos, al instante percibimos ese olor característico a armario y a “tiempo estancado”.

Para eliminar este molesto enemigo sin necesidad de llevar las chaquetas o abrigos a la tintorería, prueba este sencillo remedio a base de amoniaco.

Cómo llevar a cabo la limpieza en seco de los abrigos

Qué necesito

-Un cepillo

-Un paño

-1 litro de agua caliente

-5 cucharadas de amoníaco (50 ml)

Cómo lo hago

Lo que haremos en primer lugar es cepillar bien la chaqueta.

A continuación, humedecemos el paño con esta combinación a base de agua y amoníaco.

Posteriormente, pasaremos este paño por toda la chaqueta para hacer una limpieza en seco.

Por último, colgaremos la prenda para que le dé el aire durante unas horas. El mal olor desaparecerá al instante.

  1. Aceite del árbol del té

El aceite del árbol del té es muy eficaz para eliminar los olores más resistentes y molestos. Si tu albornoz o toallas no se libran del mal olor después de los lavados, prueba esta sencilla estrategia.

Qué necesito

-Una botella con atomizador

-½ vaso de agua (100 ml)

-2 cucharadas de aceite del árbol del té (20 ml)

Cómo lo hago

Es muy sencillo. Solo tienes que vaporizar esa área de la prenda donde se concentra el mal olor, y dejar que se seque después al aire libre.

El resultado es sensacional.

  1. Bicarbonato de sodio, infalible

Estamos seguros de que ya conocías este truco. El uso del bicarbonato de sodio es, sin duda, una forma muy acertada de llevar a cabo la limpieza en seco.

Blanqueador natural de bicarbonato, sal y vinagre

Si tu colchón, tu edredón o cualquier otro tipo de fibra presentan un olor desagradable, prueba esta estrategia:

Cómo lo hago

Esparce bicarbonato de sodio en esa zona donde se concentra el mal olor.

La cantidad de bicarbonato de sodio que utilicemos dependerá, sin duda, de la propia prenda.

Permite que actúe durante 1 hora. En ese tiempo, absorberá el mal olor, la humedad y cualquier bacteria.

Por último, solo tienes que retirar el bicarbonato y… ¡Listo! Verás qué agradable fragancia a limpio vas a tener a partir de ahora.